sábado, 17 de enero de 2015

LA CAPELLANÍA DE SANTA LUCÍA”. EL APELLIDO MAGÁS (y II)

JUAN RAMÓN GARCÍA TORRES
FANEQUE HERNÁNDEZ BAUTISTA


A. INTRODUCCIÓN
La escala con la que iniciamos hoy la tarea tiene solo cinco peldaños quedando definitivamente truncada. La pareja que está en la base formada por Alonso Pérez Magás 2 y Jacinta Domínguez, vecinos de Las Palmas a mediados del siglo XVII con importantes propiedades en Tirajana, no tuvo descendencia legítima por lo que en su testamento conjunto instauran una capellanía de misas rezadas. Nunca tuvimos muy claro que era esto de las capellanías, topónimo frecuente en los campos de las islas, de manera que acometimos este trabajo con la humildad de reconocerlo y de querer aprehender el concepto con una ejemplificación cercana, relacionada con mis ancestros, pues Alonso fue el padrino de una de mis ascendientes de Tirajana, María Ramos, mi décima abuela materna, como puede comprobarse en la siguiente partida de bautismo:
María. Iglesia de San Bartolomé -Tunte, Libro 1 - Folio 79 Vto- Año 1638
"María, hija de Luis Jiménez y de Ana de los Reyes, su legítima mujer, fue traída a esta Iglesia del Señor San Bartolomé en 28 días del mes de febrero de 1638 años solo a recibir los óleos y bendiciones por cuanto en casa le echó agua Alonso Pérez Magás el cual fue su padrino y Jacinta Domínguez su mujer del dicho y tiene óleo y crisma, vino a la pila de diez días de nacida”. Por mí, Juan Sánchez de Herrera.
Hoy sabemos que además de ser vecinos en el Lugarejo de Santa Lucía ambas parejas tenían cierta relación de parentesco. El padre de Alonso, Juan Magás, estuvo casado en segundas nupcias con María Ramos Izquierdo que era hermana de Ana de los Reyes. Así pues Alonso era hijastro de María, la hermana de Ana o, lo que es lo mismo, un sobrinastro de Ana de los Reyes.
Con sinceridad he de decir que, aun habiendo sido profesor de Historia de Canarias durante muchos años, es ahora que he escarbado en mi genealogía por los cuatro costados hasta el 1500 que estoy empezando a entender realmente la idiosincrasia de este pueblo.

B. DOCUMENTACIÓN DE RESPALDO REFERIDA A ALONSO PÉREZ MAGÁS 2 Y SU MUJER, FUNDADORES DE LA CAPELLANÍA
1. PARTIDA DE BAUTISMO DE ALONSO PERES MAGÁS,
Iglesia de San Bartolomé ( Libro 1 - Folio 7)
"Alonso hijo de Juan Magás y de su mujer legítima María de Candelaria fue bautizado por mí fray Jacome Añeyse Colombo cura de Tirahana en domingo 29 de febrero de 1604 años; tiene óleo y crisma; fueron sus padrinos Andrés Hernández y su mujer Ana García; testigos Diego Báez y Diego García y Joseph Martín y lo firmé yo."  Fdo: fray Jacome Añeyse Colombo
2. PARTIDA DE BAUTISMO DE JACINTA DOMÍNGUEZ
Iglesia de Santa Brígida (Libro 1 - Folio 110 Vto)
" En 9 días del mes de octubre de 1611 años bauticé y exorcicé a Jacinta hija de Juan Rodríguez de la Yedra y de María de Talavera; fue su padrino Cristóbal Suárez fecho ut supra”. Fdo: El Ldo. Juan de Cervantes
3. DOTE DE JUAN RODRÍGUEZ DE LA YEDRA A ALONSO PÉREZ MAGÁS
“En el nombre de dios Amén sean cuantos esta carta vieren como yo Juan Rodríguez de la Yedra vecino que soy de esta ciudad de Telde isla de Canaria otorgo por esta presente carta y digo que por cuanto para el servicio de dios nuestro señor se ha tratado casamiento, que case Jacinta de Talavera, mi hija legítima y de Isabel de Talavera mi legítima mujer, con Alonso Pérez Magás, hijo legítimo de Juan Magás y María de Candelaria, su mujer, vecinos que fueron del lugar de Tirajana, y venido a efecto el dicho casamiento por palabras de presente que hagan verdadero matrimonio y por que la dicha mi hija lleve por su bienes y caudal conocido y para ayuda y sustento de las cargas del matrimonio le prometo y mando 300 doblas, digo, 350 doblas en las cosas siguientes:
Lo primero le mando unas tierras con su morada y mitas de un corral que es un solapón en el término que dicen La Yedra, término del lugar de La Vega con la mitad de la gañanía, que serán las tierras labradías doce fanegadas en precio de 100 doblas, libres a todo censo y tributo ni hipoteca que ninguna persona tenga sobre ellas, que lindan por la arboleda y cordillera de Aríñez y el barranco abajo do dicen del Caballero hasta el caidero de Francisca Gutiérrez y el lomito arriba lindando con tierras de Juan González, mi yerno, y el camino arriba lindando con la hoya que dicen del herrero, derecho a las dichas moradas.
Y en la dicha dote le mando un esclavo mulato llamado Tomás que será de edad de 17 años en precio de 130 doblas.
Ítem le doy en la dicha dote una yunta de bueyes mansa de arada llamadas el uno aceituno y el otro cordón en precio de 30 doblas de a 500 mrs.
Ítem le mando en la dicha dote una yegua mansa de carga en precio de 12 doblas
…fecha esta carta en la ciudad de Telde isla de Canaria a 12 de noviembre de 1625 y los otorgantes que yo el presente escribano doy fe conozco ser los contenidos, porque dijeron no sabían escribir, a su ruego lo firmó un testigo, siendo presentes por testigos Pedro Sánchez, Melchor de Vera y Alonso Sánchez, vecinos y estantes en esta ciudad.
Por testigo, Melchor de Vera Pasó ante mí, Luis Norman, escribano público
4. TESTAMENTO DE ALONSO PÉREZ MAGÁS Y JACINTA DOMÍNGUEZ
Protocolos de San Bartolomé de Tirajana. Fecha: 15 de Junio de 1652
“En el nombre de dios todo poderoso y de la virgen María nuestra señora amén sepan cuantos esta carta de testamento y última voluntad vieren como nos el alférez Alonso Pérez Magás y Jacinta Domínguez su legítima mujer vecinos de esta Ciudad Real de Las Palmas, isla de Canaria, ambos a dos juntos y de mancomún” ...
“Ítem queremos y es nuestra voluntad que perpetuamente para siempre jamás se dé de limosna al Santísimo Sacramento una botija de aceite para su lámpara la cual dejamos sobre un pedazo de tierra con sus cuevas adonde dicen el Roquete, termino de Tirajana, el cual queremos que no se venda ni enajene a persona alguna”...
“Ítem queremos y es nuestra voluntad que el día de San Gregorio se me diga una misa cantada o en su octava con su procesión como nosotros la hemos hecho perpetuamente para siempre jamás y dejamos de limosna por uno y otro 16 reales de limosna los cuales dejamos impuestos sobre una casa alta y baja que nosotros tenemos en el lugar de Tirajana en nuestra hacienda para que de ellos se pague dicha limosna”...
“Ítem queremos que se le dé a Joan, mulato, un vestido de los que yo el dicho alférez dejare y 500 reales y una yunta de vacas todo lo cual se le entregue entendiendo edad para poderlo gobernar teniendo 20 años por haberlo criado desde niño, que esta es nuestra voluntad”.
“Ítem queremos que se le dé a nuestro hermano Domingo López un aderezo de espada y daga y toda la ropa de vestir y medias que yo el dicho alférez dejare el día de mi fallecimiento excepto uno de los vestidos que dejo al dicho Juan mulato”.
“Ítem queremos que se le dé a María Rodríguez, nuestra sobrina, toda la ropa que yo la dicha Jacinta Rodríguez (sic) dejare el día de mi fallecimiento y si fuere muerta la dicha mi sobrina se le dé a su hija; y si fueren fallecidas ambas al tiempo de mi fallecimiento se le digan en misas por mí y por ellas, que esta es nuestra voluntad”.
“Ítem declaramos que al tiempo y cuando yo me casé con Jacinta Rodríguez (sic) trajo al matrimonio 300 doblas en unas tierras en La Yedra; y una yunta de bueyes y un esclavo llamado Tomás y una yegua y lo demás en menaje de casa, declarámoslo así para que conste”.
“Ítem declaramos que tenemos por nuestros bienes dos casas sobradadas en El Lugarejo y barrio de Santa Lucía, la una con 25 reales de tributo al cura del dicho lugar de Tirajana”.
“Ítem más una viña con sus árboles arrimado a las dichas casas con siete días de agua y con sus noches del heredamiento de Santa Lucía con más otro día de agua con su noche en cada mes del heredamiento del Ingenio que se entiende del Roquete de Cabello para arriba de aguas vertientes de Riscos de Umiaga y cumbre para abajo con todos sus remanentes a donde se hallare, excepto la acequia de Tunte que se la vendimos a Antón de Quintana ya difunto”.
“Ítem más 30 fanegadas de tierra poco más o menos de riego y de sequero con dos cuevas en el Roquete lindando por una parte con tierras de Bartolomé Coruña y por el lado de abajo con tierras de Domingo López, nuestro hermano, y por el otro lado con tierras de Juan Domínguez, nuestro cuñado, y barranco del Lugarejo y por la parte de arriba el lomo de Madrid, las cuales yo, el dicho alférez, heredé de mis padres y compré de Gregoria de Candelaria, mi hermana, por escritura ante Francisco Carrillo escribano público que fue de esta isla cuyo traslado tengo en mis papeles sobre los cuales bienes que yo heredé de mis padres se paga un tributo de 82 reales y medio en cada un año que se paga al convento de monjas de la Concepción Bernardo de esta ciudad”.
“Ítem más unas casas bajas en esta ciudad en La Vegueta que compramos a Jerónima Surio por escritura por ante Juan Báez Golfos, escribano público y de Cabildo de esta isla, cuyo traslado tenemos en nuestro poder de las cuales se paga de tributo en cada un año 4 ducados al convento de Señor San Pedro Mártir, que los linderos constará de la escritura y no se deben corridos ningunos”.
“Ítem declaro yo el dicho alférez Alonso Pérez Magás que soy mayordomo de la ermita de Santa Lucía del lugar de Tirajana que el día que se me tomare cuentas mando que el alcance que se me hiciere se pague de mis bienes.”
“Y declaramos que prestamos a Alonso Cabello, vecino de Tirajana, 300 reales, declarámoslo así para que conste”.
“Y para cumplir e pagar este nuestro testamento y las mandas en él contenidas queremos y es nuestra voluntad que el que sobreviviere a uno o a otro ese sea albacea y el licenciado Ignacio González, presbítero, al cual damos poder, el que de derecho en tal caso se requiere, para que haga cumplir este nuestro testamento aunque sea pasado el año del albaceazgo; y al padre fray Juan Baptista Cazorla de la Orden de predicadores y a cada uno de por sí, in solidum, los cuales entren en nuestros bienes ...”
“Y cumplido y pagado este nuestro testamento y las mandas y legados en él contenidas dejamos el uno al otro por nuestro heredero y el otro al otro y el que sobreviviere a uno o a otro ese herede al uno y al otro todos los bienes derechos y acciones del uno y del otro cuantos les pertenecen en cualquier manera, por no tener heredero forzoso ascendiente ni descendiente, después de fallecidos, entrando todos los dichos bienes raíces muebles que tenemos y tuviéremos de aquí en adelante, derechos y acciones queremos que se pongan a tributo y se instituya de todos ellos una capellanía de misas rezadas, las que alcanzaren los réditos de los dichos bienes a razón de 3 reales cada misa que es conforme a la tasación del obispado y nombramos por capellán y patrón de esta capellanía a Juan Gómez de Quintana, hijo del capitán Francisco Martín Gómez, nuestro pariente, para que como tal capellán y patrón pueda decir dichas misas y nombrar capellán prefiriendo mi pariente más cercano que se quiera aplicar a la iglesia y si el susodicho no se ordenase pueda nombrar capellán y hacer decir dichas misas por nuestra intercesión, y las misas han de ser la mitad de ellas en los viernes de cada año a la Pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo y la otra mitad se digan en los sábados de cada un año”...
..."otorgamos así en esta Ciudad Real de Las Palmas que es en esta isla de Gran Canaria a 15 días del mes de Junio de 1652 ...”,“... siendo testigos Andrés González bigotes y Diego Martín Marrero y Francisco González Montero y Mateos Francisco, vecino de La Laguna, y Pedro Medrano, hijo del licenciado Leyva, vecinos y estantes en esta isla”.
“Ítem queremos que Tomás, nuestro esclavo mulato, sea libre después de nuestro fallecimiento por buenos servicios que nos ha hecho, que esta es nuestra voluntad, testigos los dichos, fecho ut supra”.
Testigo Ante mí
Diego Martín Marrero                                     Juan Vandama, escribano público.

C. IDENTIFICACIÓN DE LAS PERSONAS CITADAS EN EL TESTAMENTO
- ALONSO PÉREZ MAGÁS Y JACINTA DOMÍNGUEZ: LOS FUNDADORES
Alonso, hijo de Juan Magás y María de Candelaria, nacido en Tirajana en 1604, casa en 1625 con María Vélez, hija de Isidro Ravelo y Elvira de Quevedo, y en 1626 con Jacinta Domínguez, nacida en la Vega en 1611, que es hija de Juan Rodríguez de la Yedra e Isabel  Talavera, nieta por línea materna de Luis Hernández Talavera y Catalina Alonso y bisnieta materna-paterna del portugués Domingo Hernández, nacido en Évora, y de su esposa canaria Isabel Lorenzo. No hemos localizado las partidas de defunción de los esposos.
- JOAN, mulato, quien por la descripción debía tener entre 10 y 20 años en 1652. Debió casar, si lo hizo, entre 1660-1670. Puede ser un hijo natural de Alonso Pérez Magás o de su esclavo Tomás con mujer que desconocemos.
- TOMÁS, esclavo mulato que contaba en el momento del testamento con aproximadamente 45 años según la referencia a su edad de Juan Rodríguez de la Yedra como otorgante de la dote de su hija y anterior propietario.
- FAMILIARES DE APM CITADOS EN EL TESTAMENTO
Hermana: Gregoria de Candelaria que casa en 1626 con Bartolomé Rodríguez Lorenzo, hijo de Juan Rodríguez de la Yedra e Isabel de Talavera, es decir que el tal Bartolomé es hermano de Jacinta y cuñado de Alonso por partida doble. Dos hermanos se casan con dos hermanos.
Hermano: Domingo López casado en 1636 con Ana García, hija de Francisco García y Casilda Gutiérrez, y nieta materna de los vecinos de Agüimes Jorge Pérez y Ana Hernández.
Cuñado: Juan Domínguez
Son cuñados de Alonso, según el testamento dictado en 1626 por Juan Rodríguez de la Yedra e Isabel de Talavera, las siguientes personas: Antón Rodríguez, Luisa Rodríguez Bartolomé Rodríguez, Luis Hernández, y Juan (que debe ser el citado) y Francisco y Jacinta Domínguez y Sebastiana Rodríguez, (casada con Juan Hernández).
Sobrina: María Rodríguez, que puede ser hija de Gregoria y Bartolomé y en ese caso sería sobrina política y carnal a un tiempo de los dos fundadores.
- PATRONO Y CAPELLÁN: JUAN GÓMEZ DE QUINTANA
Es hijo de “nuestro pariente”, nos dice textualmente Alonso Pérez Magás, el capitán Francisco Martín Gómez y de su esposa, añadimos nosotros, Jerónima de Quintana.
PESQUISAS SOBRE FRANCISCO MARTÍN GÓMEZ
“Testamento de Francisco Martín Gómez vecino de la Vega en las Goteras, testó ante Hernando  de la Cruz protocolado el 21 de diciembre de 1671, casó primera vez con Jerónima de Quintana y tuvo a por hijos a don Juan que falleció en las Indias de su Majestad después de su madre, don Domingo, don Salvador, don Gonzalo, doña Gabriela, doña Leonor, monja en San Idelfonso. Casó segunda vez con doña Isabel Suárez, con la que tuvo por hijos a don Esteban, doña Paula y  don Francisco. Nombra por albaceas a Juan Hernández Valido y don Juan Rivera."
Juan Ramón García Torres ha localizado en El Sagrario la partida de su primer matrimonio que fue oficiado en 29 de enero de 1635, y no de 1625 como por error se dice en el Nobiliario. En dicha partida consta que Francisco era hijo de Gaspar Martín y de Leonor Gómez. Sus padres se casaron, consta la velación en la iglesia de La Vega, en 1591. En dicho documento no se cita a los padres de los contrayentes por lo que queda por el momento truncada esta línea.

SOBRE EL PARENTESCO ENTRE FUNDADOR Y PRIMER PATRONO
Todo esto que hemos escudriñado nos viene bien para intentar determinar el posible grado de parentesco entre el alférez Alonso Pérez Magás y el capitán Francisco Martín Gómez de quienes hay que presuponer además una relación de subordinación castrense.
Gaspar Martín, el padre del capitán, podría ser un hermano de María Martín, la abuela del alférez. En este caso Juan Magás, el padre de Alonso, y Francisco Martín Gómez serían primos hermanos. Y por tanto sus respectivos hijos, Alonso Pérez Magás y Juan Gómez de Quintana, el que fuera designado primer capellán, serían primos segundos entre sí.
En cuanto a Leonor Gómez, la madre del capitán, Juan Ramón García Torres nos plantea la siguiente posibilidad:
“Francisco Martín Gómez se bautizó en La Vega en 1603. En dicha partida se dice que fueron testigos Alodio Pérez de Ortega y María de los Ángeles. Sabemos que este Alodio era hijo de Nicolás de Ortega y este a su vez de Pedro Hernández de Rociana y de su esposa Francisca Gutiérrez. Aunque también pudiera ser, añade nuestro colaborador, que Leonor González o Gómez sea hermana de la María de los Ángeles, la antes citada mujer de Alodio Pérez, ya que esta es hija de Juan Gómez Talavera y Angelina Hernández Cervantes”
IDENTIFICACIÓN DEL TOPÓNIMO RISCOS DE UMIAGA
En la obra de Santiago Cazorla León "Las Tirajanas de Gran Canaria" hemos seleccionado dos citas históricas que hablan de Riscos Blancos (Riscos de Umiaga en origen) y que merecen ser citadas:
-Alonso de Palencia en su Cuarta Década, obra del siglo XV, dice del lugar:
“Avanzan y acometen a Tirajana, un pequeño pueblo montaraz, y uno de los dos refugios
Risco Blanco. Foto: Nacho González
de los canarios, el otro era Tirma. En ambas partes se alzaba un templo, bien equipado para sus supersticiones; suben los nuestros a la cumbre del monte y nadie encuentran en la defensa o guardia del templo, construido a manera de castillo con toda clase de fortificaciones, sino a un joven y una bella muchacha que estaba con él; se defiende el infeliz y prefiere atacar y morir antes que ser cogido; los nuestros al punto cogen a la joven y destruyen el templo y lo incendian”.
Marín y Cubas, por su parte, nos describe el estado en que se encontraban las ruinas de este templo en el siglo XVII:
“La primera casa de oración era Almorare, que es una casa sobre un Risco Jumiaia, en el término de Tirajana, llamado Riscos Blancos, que cupieron a Antón de Santidad; allí invocaban y sacrificaban quemando entre braceros de cantos grandes de piedras, sobre un altar de paredón de grandes piedras con grandes losas que hoy se ven allí, como capillas, y otros casarones dentro de un gran cerco; y es el risco el más descollado de aquellos sitios, que no hay hombre que pueda menear una sola piedra”.
El topónimo Riscos Blancos aparece igualmente citado en una data de los repartimientos de Gran Canaria, la solicitada por Constanza Rica el 20 de julio de 1547:
“...que ella ha mucho tiempo que tiene e posee de más de trece o catorce años acá cierta cantidad de tierras en los Riscos Blancos que es en el término de Tirajana … en las cuales dichas tierras pudiera haber hasta 30 fanegadas de tierras poco más o menos e han por linderos de la banda de abajo tierras de Pedro Roçiana y por la otra banda tierras de Lope Sánchez que se dicen los Alcones e por la otra parte tierras de Antón Martin de la Culata”...
De esta última fuente extraemos dos elementos de interés que correlacionan con la primera hipótesis planteada por Juan Ramón García Torres acerca de la posible ascendencia de la madre del capitán Francisco Martín Gómez. En primer lugar comprobamos que Pedro de Rociana tenía importantes repartimientos en la zona (hasta ahora pensábamos erróneamente que era su hijo Esteban Hernández de Rociana el responsable del topónimo Rosiana), y en segundo lugar que tenemos a un pionero poblador de estas tierras, Antón Martín, que puede ser la misma persona que Marín de Cubas llama Antón de la Santidad, curioso nombre que puede tener relación con el lugar ceremonial de Umiaga que pasa a ser parte de su propiedad. ¿Puede ser este Antón el padre de María Martín, la esposa de Alonso Pérez Magás 1 y de Gaspar Martín el padre del capitán Francisco Martín Gómez?

D. LA CAPELLANÍA DE SANTA LUCÍA
ANTES QUE NADA ¿QUÉ ES UNA CAPELLANÍA?
Definición del DRAE:
Capellanía (De capellán) Fundación en la que ciertos bienes quedan sujetos al cumplimiento de misas y otras cargas pías. Estas pueden ser colativas (cuando el obispo de la diócesis la erige en beneficio reservando para sí la colación) y laical cuando no interviene la autoridad eclesiástica.
UN INTERESANTE ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN
“Propiedad y clero: las capellanías en Gran Canaria en el siglo XVII” de Vicente Suárez Grimón. Revista Almogarén 1994
“La capellanía era una fundación en la cual ciertos bienes quedan sujetos al cumplimiento de misas y otras obligaciones de carácter pío, es decir, forman parte de los beneficios
Sta. Lucía de Tirajana. La Capellanía se sitúa debajo de la iglesia.
eclesiásticos. Su definición y tipología ha sido objeto de estudio por diversos autores distinguiendo entre colativas y laicales en función del usufructuario de los bienes sobre los que se instituyen las capellanías”
Para este autor sin embargo solo deben ser consideradas como capellanías en sentido estricto las colativas (remito al artículo a los interesados en esa lúcida argumentación) si bien hace distinción entre colativas de sangre, cuando son familiares todos los capellanes llamados a la sucesión, y colativas laicales cuando la autoridad eclesiástica nombra al capellán sin dicha obligación o preferencia de parentesco.
COMENTARIOS DE NUESTRA COSECHA
En el caso que nos ocupa, Alonso Pérez Magás y su esposa, por no tener descendencia, fundan una capellanía con todos su bienes raíces (tierras y casas de Tirajana) a través de una disposición de su testamento que coloca al hijo de un pariente suyo como patrono y capellán. En el caso de que este no se ordenase sacerdote (debía estar estudiando para ello por entonces) establecen los fundadores que aquel ejercería de patrono con la capacidad de escoger capellán dándose preferencia al pariente más cercano que se aplique a la iglesia, es decir, que se ordenase sacerdote. Patronato y capellanía coinciden en este caso en una misma persona y así se mantendrá en la sucesión a lo largo del tiempo.
Las rentas de sus bienes se destinan al pago de misas, a 3 reales por unidad, tantas como permitan los réditos de los bienes incorporados a la capellanía, es decir que los fundadores no contemplan beneficios para el capellán, en un ejercicio de usura espiritual incalificable. El objetivo es asegurar su salvación eterna y un rápido paso por el purgatorio por los pecados cometidos. Indirectamente se trata también de promover el ascenso social de un familiar a través del patronato y la capellanía que le otorgan, pero solo en la medida en que este cumpla con lo pactado para garantizar la salvación eterna de los fundadores.
Entendemos ahora mejor las palabras de Antonio Domínguez Ortiz en su obra “El Antiguo Régimen: Los RR CC y los Austrias” cuando señala que en forma de capellanías, aniversarios y misas por las almas del Purgatorio los muertos consumían una porción no despreciable de las rentas de los vivos. En este contexto no es de extrañar, nos dice Vicente Suárez Grimón en el artículo citado, que a fines del siglo XVIII el obispo Tavira aconseje a los testadores que no sean “tan egoístas al fundar capellanías pues parece que lo que disfrutaron en vida también lo quieren disfrutar después de muertos.”

E. LITIGIOS POR LA SUCESIÓN Y LA PROPIEDAD FINAL DE LOS BIENES
Ordenamos por fecha los datos obtenidos en la consulta realizada en el AHP sobre la capellanía de ALONSO PÉREZ MAGÁS (Fondo: Audiencia; Sección: Procesos)
1748 Matías de Araña Magás, clérigo subdiácono, vecino de Agüimes, sobre el patronato que fundaron APM y JD su mujer, vacante por fallecimiento de Juan Martel presbítero, a que salió Antonio Araña.
1789 Autos de Francisco Ignacio de la Cruz, vecino de Telde y el presbítero Lucas Ramírez con Isidoro López, Domingo Díaz, como padre de Lorenzo Díaz, Antonio Macías, presbítero, y otros del mismo vecindario sobre la sucesión del Patronato y Capellanía que fundaron APM y su mujer
1832 Expediente de fianza dada por Antonio Miguel Cruz a la administración del Patronato fundado por APM y su mujer
1851 Suplicatorio del juez de primera instancia a solicitud de Francisco Rodríguez Cruz y Rivero, vecino de Telde, para que se le dé certificación sobre unos autos archivados sobre obtención del patronato fundado por APM y su mujer.
1853 Rollo y apuntamiento del ramo separado de los autos de Francisco Cruz Rivero vecino de Telde con Gabriela Magás sobre posesión de la capellanía fundada por APM y su mujer que versa sobre el uso de papel sellado por parte de Salvador Ponce que litiga en nombre de la segunda a quien compró sus derechos.
1871 Rollo y relación de los autos de Francisca Romero Magás, vecina de Las Palmas, con el promotor fiscal sobre propiedad de la capellanía fundada por el alférez Juan Magás y su esposa María de las Nieves.
1872 Apuntamiento de los autos de Francisco Rodríguez Cruz y otros vecinos de Telde sobre el mejor derecho a los bienes de la Capellanía fundada por el alférez APM
1878 Autos y segunda pieza de los de Cristóbal Suárez González, vecino de Valsequillo, contra Francisca Romero Magás, vecina de Las Palmas, sobre entrega de bienes de la capellanía fundada por APM
EL EXPEDIENTEDE DE 1789
Hemos escogido este expediente de entre los referidos a la sucesión porque tiene la peculiaridad de contar con un anexo con varios árboles genealógicos que se corresponden con los de cuatro pretendientes a la capellanía que se encontraba en esas fechas vacante. En la foto adjunta pueden seguirse las conexiones con los fundadores de los cuatro aspirantes.

- De izquierda a derecha, el primero de los árboles representados es el referido al pretendiente Pedro José Meza cuyo retatarabuelo es Domingo López, hermano del fundador.
- El segundo se corresponde con el árbol del pretendiente Manuel Navarro nacido en 1793 cuyo retatarabuelo es asimismo Domingo López.
- El tercero se refiere a Lucas Rodríguez Ramírez cuya retatarabuela es Sebastiana Rodríguez, hermana de Jacinta Domínguez, la fundadora.
- Por último es también pretendiente Francisco Tomás Naranjo que resulta ser un descendiente en 5 generaciones del padre del primer patrono y capellán, el capitán Francisco Martín Gómez, pariente de los fundadores, y de su esposa doña Jerónima de Quintana.
En el árbol se refleja que estos son efectivamente los padres del primer patrono y capellán Juan Gómez de Quintana así como también se indica gráficamente que lo fueron del capitán Salvador Gómez Quintana y de Domingo Antonio Quintana quien queda acreditado como tatarabuelo del citado pretendiente.

F. OTRAS CUESTIONES TOPONÍMICAS EN TORNO A LA CAPELLANÍA
-Felipe Enrique Martín Santiago firma un artículo publicado en Maspalomas Ahora titulado “Topónimos de Tirajana: La Capellanía de Santa lucía y la heredad de La Longuera” en el que nos refiere que la denominación de dicha capellanía sufrió variación con el tiempo pasando a ser conocida a mediados del siglo XIX por la advocación a la virgen.
En el apéndice documental de dicho artículo está la prueba de dicho cambio de denominación y se constata que en esas fechas aún no se había producido la desamortización de los bienes:
AHPLP. Manuel Sánchez, legajo 2217 octubre de 1856
"Don Pedro de León vecino de esta Ciudad Administrador de Capellanías Vacantes y don José Sánchez Quevedo, que lo es del pueblo de Santa Lucía, a los cuales doy fe que los conozco y el primero Dijo: Que da en arrendamiento al Sánchez unos terrenos situados donde dicen la Capellanía de Santa Lucía en el precitado pueblo del mismo nombre, con siete días de agua del heredamiento de la Longuera, su dula cada quince días, cuyos linderos son notorios y pertenecen a la capellanía que fundaron Alonso Pérez Magás y Jacinta Domínguez, su mujer, de que fue último poseedor don Lucas Ramírez; y habiéndose sacado a subasta su renta quedó rematada por don José Sánchez en la cantidad de 4504 reales de vellón anuales"
Mapa de ubicación. Humberto Pérez
- Humberto Pérez en su prestigioso blog “Mi Gran Canaria: Origen y noticias de sus lugares”, en la entrada “La Capellanía (Santa Lucía de Tirajana)” nos documenta la ubicación exacta de la finca así llamada en nuestros días que debió ser parte de la gran propiedad que describe Alonso Pérez Magás en su testamento:
“El topónimo está situado al oeste del casco urbano de Santa Lucía, accediendo por el camino que se inicia en la carretera general frente a la calle Pérez del Toro. Es más conocido como Finca La Capellanía.
Humberto Pérez nos aclara además el balance final de los litigios por su propiedad:
“Sus descendientes Gabriela Magas y Francisca Romero cuando el 16 de diciembre de 1882 se dividen a partes iguales las tierras vinculados a la Capellanía, conforme establecían las leyes de Desamortización, en aquellos terrenos ya habían dejado de cultivarse las viñas y los describen como una “Trozada de tierra labradía y arrifes con casas de labranza, dos estanques y un manantial, denominada La Capellanía”.
FANEQUE HERNÁNDEZA, ASPIRANTE A LA SUCESIÓN EN LA CAPELLANÍA COMO DESCENDIENTE QUE ES DEL PADRE DEL PRIMER PATRONO
ANEXO FINAL
NOTICIAS EN EL NOBILIARIO DE CANARIAS (TOMO II) SOBRE JUAN DE QUINTANA, SUEGRO DE FRANCISCO MARTÍN GÓMEZ
Juan de Quintana, bautizado en el Sagrario-Catedral de Las Palmas el 8 de marzo de 1566, Regidor de Gran Canaria, Capitán de sus Milicias, Alcalde Mayor de Lanzarote, Lugarteniente del Marqués de dicho Estado en las cosas de guerra de la isla y Sargento Mayor de ella, fue uno de los que defendieron la ciudad de Las Palmas de la invasión holandesa de Van der Does y combatió con sus fuerzas en El Lentiscal (1599), así como en la invasión del corsario Tagaricio, al que personalmente hizo prisionero en Lanzarote, según se comprueba en una información de servicios que practicó ante el Sargento Mayor Diego de Oviedo, Corregidor y Capitán a Guerra de Canaria, y ante el escribano Juan García Cabeza en 1631, que se halla testimoniada por Bartolomé de Mirabal Rivero en 1661. Fué escribano de las villas de Gáldar y Guía y Familiar del Santo Oficio de la Inquisición, con pruebas aprobadas por el Tribunal en auto de 24 de noviembre de 1609. Por orden del Licenciado Pamochamoso, Gobernador de Canaria, escribió un Diario de lo ocurrido en la invasión de Van der Does, que reproduce Zuaznávar en su Compendio de la historia de las Islas Canarias. Con su hermano segundo Pablo de Quintana hizo informaciones de su Nobleza, a 10 de enero de 1594, ante Tomé de Solís, siendo amparado como Caballeros Hijosdalgo notorios de Casa,
Solar y Linaje conocidos, ellos y su padre y abuelo, de tiempo inmemorial, por auto del Licenciado Pedro Gómez de Palacios, Teniente de Gobernador de Gran Canaria, de 19 del mismo mes y año, confirmado el 21 inmediato por el Capitán General del Archipiélago Don Luis de la Cueva y Benavides, ante el escribano Francisco Ludeña. De nuevo fueron mantenidos ambos hermanos en posesión de los privilegios de su estado por el Corregidor Don Fernando Osorio, el 16 de julio de 1626, ante Francisco de la Puerta, escribano público. Casó dos veces: la primera, en Gáldar, con Doña Ana
Piñero de Troya, que de las pruebas que hizo ante el Santo Tribunal consta que fue hija de Mateo Gil Piñero y de Doña Luisa de Troya, su mujer, vecinos de Guía, y nieta paterna de Diego Gil Piñero, Familiar del Santo Oficio, natural de Bilbao, y de Doña María Díaz, su esposa, y por línea materna de Francisco de Troya y de Constanza Ximénez, vecinos de Las Palmas; y la segunda, en Teguise, isla de Lanzarote, con Doña Ana de Ponte, hija de Pedro de Ponte y de Doña Catalina de las Cuevas, con quien no tuvo posteridad, según declara en su testamento que pasó ante Juan Báez Golfos en 1641. De este mismo instrumento consta que fueron hijos de su matrimonio con Doña Ana Piñero:
- Fernando de Quintana y Piñero, bautizado en Guía el 12 de junio de 1594.
-Mateo de Quintana, que no tomó estado.
- Timotea de Quintana y Piñero, que casó con el Capitán Don Francisco Martin Gómez, viudo de su hermana Doña Jerónima.
-Jerónima de Quintana, bautizada en 1607 en el Sagrario-Catedral de Las Palmas, donde celebró nupcias, a 29 de enero de 1625 (error, debe decir 1635), con el nombrado Capitán Francisco Martín Gómez, y fueron padres de:
- Salvador Gómez de Quintana, Sargento Mayor de Gran Canaria;
- Gonzalo de Quintana, que dejó sucesión de su enlace con Doña Josefa de Arenas, con quien casó en Panamá.
- Juan de Quintana, Presbítero.
- Domingo Antonio de Quintana, que casó con Brígida de Ávila Jiménez, padres de Francisco Gómez de Quintana, que de su enlace con Paula Naranjo Montesdeoca tuvo al Licenciado José Carlos Gómez de Quintana, abogado de los Reales Consejos en la Chancillería de Granada, Ministro titular y Juez del Fisco de la Inquisición, Auditor General de la Gente de Guerra en la Gran Canaria, y a Esteban Manuel Gómez de Quintana, Licenciado en Teología y Canónigo de Canarias;
- Jerónima de Quintana y Ávila, que casó con Francisco Naranjo Montesdeoca;
- Sebastiana de Quintana, esposa de Don Timoteo Naranjo Montesdeoca;
- María de Quintana casada con Don Bernardino Naranjo Montesdeoca;
- Leonor de Santa Catalina de Quintana, monja en San Ildefonso,
- Gabriela de Quintana, que no tomó estado”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Printfriendly