jueves, 25 de mayo de 2017

IV ENCUENTRO DE GENEALOGÍA GRAN CANARIA


COMITÉ ORGANIZADOR
- Presidencia:
D. Tomás Van de Walle Sotomayor, marqués de Guisla-Ghiselin. Director de la RSEAPGC
- Secretaría:
Dña. Cristina López-Trejo Díaz. Genealogías Canarias.
D. Eugenio Egea Molina. Genealogías Canarias.
- Vocalías:
D. Miguel Rodríguez Díaz de Quintana. Instituto de Estudios Históricos Rey Fernando Guanarteme.
D. Fernando Rossi Delgado. Sociedad de Estudios Genealógicos y Heráldicos de Canarias.
D. Juan R. Gómez-Pamo Guerra del Rio. Centro de Estudios Genealógicos de Canarias Marqués de Acialcázar.
D. José Martel Curbelo. Asociación Canaria de Genealogía e Historia Familiar.
D. Raúl Sánchez Molina. Centro de Estudios Afro Hispánicos-UNED.

ORGANIZADORES
- Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria (RSEAPGC).
- Genealogías Canarias.

COLABORADORES
- Instituto Canario de Estudios Históricos Rey Fernando Guanarteme.
- Centro de Estudios Genealógicos de Canarias Marqués de Acialcázar.
- Sociedad de Estudios Genealógicos y Heráldicos de Canarias.
- Asociación Canaria de Genealogía e Historia Familiar.
- Centro de Estudios Afro-Hispánicos. UNED.



domingo, 7 de mayo de 2017

EL REY DE ABONA Y UNA DESCENDENCIA

EUGENIO EGEA MOLINA
INTRODUCCIÓN
Cuando nos decidimos a hacer genealogía, dar ese paso de investigar sobre nuestros antepasados, intentamos encontrar respuestas o explicaciones a interrogantes primarios que mucho tiempo antes han estado rondando por nuestro pensamiento, convirtiéndonos en sujetos activos que buscan conocer y saciar una curiosidad innata. Así, tímidamente, comenzamos el camino, con innumerables direcciones que exponencialmente se irán multiplicando, sin consciencia de los vericuetos y los pocos atajos que hallaremos. Y ahí; nos encontramos, en ese andar que hace camino, como inspiró al poeta. Un trayecto en el que vamos descubriendo muchas personas rescatadas para la memoria, jalonadas de nombres y apellidos, con saltos en el tiempo y recorriendo el mundo por alejados y recónditos lugares… Evolución –ascendencia y descendencia-, principios infinitos, idiosincrasia y comunalidad.
Se empieza, imposible parar. Algunas preguntas contestadas, pero de éstas, más interrogantes.  Prosiguen las indagaciones, a sabiendas que quedarán ahí... Con todo, las posibilidades se van ensanchando y nunca llevan a un final. No obstante, nuestro árbol va creciendo, aumentando su volumen y hasta algún fruto nos proporciona, cuestión de trabajo, años, constancia, aprendizaje, tolerancia a la frustración y mimo.
Considero que la genealogía basada en la investigación, sin una única dirección, acerca y humaniza; tiene espacio para todas las personas, no sólo las destacadas o históricas.
En el presente trabajo, andando y metiéndonos por andurriales, sin saber dónde llegar y tirar adelante, decido colocar un mojón en el rey de Abona, punto de partida y desarrollo de una descendencia, de las miles posibles. Se ofrece una secuencia hilada de cinco siglos: del XV al XX, que toma como escenarios El Valle de Güímar y El Sauzal en Tenerife, y Moya en Gran Canaria, con predominio del ambiente rural, donde la agricultura y la ganadería son constantes y donde parte de la ruptura cultural de un pueblo por imposición de otra muy diferente, en la que una mermada población guanche irá confluyendo con colonos europeos y esclavos africanos (moriscos y subsaharianos).

Printfriendly