viernes, 27 de mayo de 2016

DÍA DE CANARIAS

Desde Genealogías Canarias festejamos contigo el día de nuestra tierra y de nuestra gente, desde estas islas atlánticas:
¡FELIZ DÍA DE CANARIAS!
Lanzarote
La Graciosa
Fuerteventura
Gran Canaria
Tenerife
La Palma
La Gomera 
El Hierro





















domingo, 22 de mayo de 2016

APELLIDO SUÁREZ: CRISTÓBAL SUÁREZ CARREÑO E ISABEL LÓPEZ (I)

LEONARDO ARENCIBIA RODRÍGUEZ, 
JUAN R. GARCÍA TORRES y
FANEQUE HERNÁNDEZ BAUTISTA
(Y APUNTES SOBRE EL ORIGEN DEL APELLIDO NAVARRO EN GRAN CANARIA)
LOS SUAREZ CARREÑO EN GRAN CANARIA  
Se dice que el apellido Suárez Carreño llegó a las islas de la mano de algunos pobladores, emparentados entre sí, procedentes de Sanlúcar de Albaida, Sevilla:
-Cristóbal Suárez Carreño, casado con Isabel López, avecindado en Gran Canaria con prolija descendencia en esta isla.
-Alonso Suárez de Albaida, casado con María Guerra, avecindado en Gran Canaria, con prolija descendencia en esta isla.
-Pedro Suárez Carreño, casado con Catalina López, estante en Gran Canaria que al parecer regresa a Sevilla después de haber bautizado a una hija en El Sagrario.
-Antón Suárez Carreño, casado con Margarita Perdomo Betancor, que se establece en  Tenerife con amplia descendencia en dicha isla.
Tenemos dudas acerca de las fechas y circunstancias de la arribada de estos personajes tan relevantes de la historia familiar de Canarias. Si bien los estudiosos de este apellido coinciden en que son pobladores tardíos, tenemos la convicción de que al menos uno de ellos fue partícipe de la conquista de Gran Canaria. El documento que hace que nos planteemos este asunto forma parte de un artículo publicado en AEA: Canarias en el archivo de protocolos de Sevilla cuyo autor es don Francisco Morales Padrón:
Hoja suelta libro 1º del año 1500 Escribano Francisco Segura (Nómina de los mrs. que han de haber por sus servicios ciertos conquistadores de Gran Canaria)
“Los mrs. que han de haber las personas vecinas de la isla de la Gran Canaria  y enviadas acá a Castilla a mí, Francisco de Arévalo, en una fe escrita y firmada de Gonzalo de Burgos, escribano público de la dicha isla, en que venían escritas las personas que habían de haber sueldo, si están vivas y de las que están fallecidas escritas sus herederos para que hayan y reciban el sueldo que cabe a cada persona por millar de los 101.650 mrs. que son cobrados y lo que ha de haber cada uno de lo que queda por cobrar para cuando sea cobrado de esta libranza si sus altezas lo mandaren pagar, es de lo suso escrito según se declaró por Gonzalo de Burgos y por un oficial de las cuentas de Juan López, contador mayor de los Reyes nuestros señores”.
Entre la treintena de conquistadores relacionados a los que se adeudan cantidades aparece Alonso de Albaida que bien pudiera ser Alonso Suárez de Albaida, el casado con María Guerra. Con este mismo nombre, Alonso de Albaida, aparece efectivamente citado dicho personaje  en diversas fuentes primarias de principios de siglo XVI.
Somos conscientes de que Cebrián Latasa en su “Ensayo…” nos advierte de que no debemos confundir al conquistador Alonso de Albaida (el que, según nos dice, recibió media suerte en la Vega de Santana y se fue de la isla  reclamando en 1500 desde Sevilla el salario que se le adeudaba), con los Suárez Carreño que tan solo serían repobladores tardíos a partir del tronco formado por Cristóbal Suárez de Albaida e Isabel López. No coincidiendo con esta afirmación, daremos argumentos sólidos de inmediato para demostrar que el tal Cristóbal, casado con Isabel, es hermano de Alonso de Albaida, el casado con María Guerra, con amplia sucesión en ambos casos y no es por lo tanto el único fundador de la estirpe en Gran Canaria. Este sería en todo caso un honor compartido.

miércoles, 18 de mayo de 2016

INICIACIÓN A LA GENEALOGÍA. 2016 AÑO GENEALÓGICO FRANCISCO FERNÁNDEZ DE BETHENCOURT



Actividad escolar, dirigida al alumnado de enseñanza secundaria del Colegio Ntra. Sra. del Rosario de Agüimes (Gran Canaria), que tendrá por objetivo introducir a los jóvenes en la genealogía.
Evento que se encuadra en la conmemoración de 2016 Año Genealógico Francisco Fernández de Bethencourt, coordinado por el Dr. Francisco Alemán González, durante los días 25, 26 y 27 de mayo.

jueves, 12 de mayo de 2016

MUJERES Y MADRES. UNA GENEALOGÍA “FEMENILINEAL”

EUGENIO EGEA MOLINA

En el Año Genealógico Francisco Fernández de Bethencourt (1850-1916)

a. CONSIDERACIONES INTRODUCTORIAS
Este trabajo discurre a través de una descripción genealógica de once generaciones de
Mujeres lavando la ropa. FEDAC
mujeres, en un recorrido que va de madres a hijas, partiendo de nuestra undécima abuela tratamos de las madres de nuestras madres.  Mujeres anónimas que la memoria y el tiempo las ha ido difuminando y apartando, pero indefectiblemente son parte de nuestra esencia y de nuestra historia, de lo que nos rodea y de numerosos descendientes actuales, arrancando del siglo XVII hasta acotar el XX, en la dirección de lo que el Dr. Sánchez Molina (2014) ha apuntado en su trabajo Antepasados y gente sin historia.
En la ciencia genealógica, tradicionalmente se siguen los linajes por varonía (ascendente: hijo, padre, abuelo... o descendente: abuelo, padre, hijo), aquí vamos a seguir nuestra genealogía matrilineal, por línea mujer o como hemos osado en titular como feminilineal, tradicionalmente denominada como de ombligo o cognaticia.
Aunque escasos son los datos que sobre las mismas podemos aportar, si podemos identificarlas y conocer algo de sus circunstancias, sobre todo de sus matrimonios y descendencia, además del lugar en que vivieron.
El marco geográfico se mantendrá estable, desde principios de 1600 hasta final de 1900, enclavándose la villa de Moya en la isla de Gran Canaria. De allí serán naturales las féminas y allí formarán sus familias. En el caso de los maridos, unos serán del lugar, y otros naturales u oriundos de pueblos aledaños: Teror, Arucas, Firgas y Guía. La residencia y la vida familiar se desarrolló en la villa moyense, en un entorno rural marcado por una
Isla de Gran Canaria
economía eminentemente agrícola.
En cuanto al marco geográfico, el alférez mayor Pedro Agustín del Castillo, nuestro ilustre e ilustrado antepasado, en el año 1686, en su  Descripció de las Yslas de Canaria, refirió lo siguiente acerca del lugar:
(Moya) Tiene iglesia parroquial con su cura i mas de 60 vesinos (familias) y alcalde: es lugar muy fresco por estar al lado de la muy selebre montaña de oramas (Doramas)
Por su parte, los roles de género estaban claramente definidos y encorsetados, desde la apariencia física y la vestimenta a las actitudes y los comportamientos, explícitamente patriarcales.
El matrimonio, como institución fundamental, y previo  al mismo, mediante dotes que daban sus padres a las mujeres para su mantenimiento, de manera que de la dependencia paterna se pasaba a la sujeción del marido. 
La endogamia se convierte en una constante, como apreciaremos en esta descripción genealógica.
Por su parte, la dedicación exclusiva de la mujer se encontraba en la procreación, el cuidado de la familia y las actividades relacionadas con el hogar.
Como ilustración de esto, en documentos del siglo XX, aparece en lo que respecta a la actividad femenina, aquello de tareas propias de su sexo, mientras que en hombres se definían como labrador, zapatero, carpintero..., así como la ocupación exclusiva de cargos sociales dentro de la comunidad. Más tarde, a mediados del siglo pasado -no hace tantos años- puede leerse aquel eufemismo de ama de casa. De esta manera, todo giraba en torno a la casa, dentro para la mujer y fuera para el hombre.
Pasamos a la descripción descendente, siguiendo ordinalmente de madres a hijas, que en su vertiente genética, el ADN mitocondrial, transmitido por ellas, está clasificado como haplogrupo H3, originario de Oriente próximo y medio; en la actualidad distribuido por Europa y el Magreb.

domingo, 1 de mayo de 2016

ASCENDENCIA GALLEGA: LOS TRAVIESO DE GRAN CANARIA (Y NOTAS SOBRE EL ORIGEN DE LOS APELLIDOS MONTESDEOCA Y BAUTISTA EN EL NORTE DE LA ISLA)

JUAN R. GARCÍA TORRES
FANEQUE HERNÁNDEZ BAUTISTA





ANTECEDENTES
FERNÁN RODRÍGUEZ, GALLEGO, Y ELVIRA FERNÁNDEZ
En la obra Primeros pobladores de Las Palmas de Manuel Lobo y Benedicta Rivero encontramos una referencia directa a nuestro personaje primigenio:
“Los gallegos se dedicaban preferentemente a la agricultura y ganadería y entre ellos destaca Fernán Rodríguez, presente en Las Palmas desde 1501. Se dedica al transporte tanto de leña para nutrir los ingenios como de azúcar que lleva al puerto y con el numerario obtenido de la venta del azúcar que le correspondía como salario compraba ropas, cereales y en alguna ocasión hasta un esclavillo para que le ayudara en sus tareas”.
En el libro 1º de Bautismos de Las Palmas aparece un Fernán Rodríguez casado con Inés Yanes teniendo hijos: en 1505, Beatriz, y en 1506, Juan. Podrían ser estos quizás los hijos de un primer matrimonio de Fernán.
(Hay en la isla otro Fernán Rodríguez en estas fechas que es curtidor,  natural de Sevilla, casado con Mencía López, natural de Béjar. El nuestro sin embargo es cortador y como tal aparece citado en el artículo Las Palmas en 1524: hechicería y sexualidad  de Francisco Fajardo Spínola.)
FERNÁN RGUEZ EN LOS PROTOCOLOS DE CRISTÓBAL DE SAN CLEMENTE
7 de enero de 1518
“Fernando Rodríguez, gallego, vecino, reconoce deber a Alonso de Illescas mercader, vecino, ausente, 12 arrobas de azúcar blanco y lealdado que le compró. A pagar en mayo próximo. Hipoteca por esta deuda unas casas que tiene en la banda de Triana que tiene por lindes casas de Diego Gozón y la calle de los herederos de Juan Gómez, carpintero. Testigos Fernán Gutiérrez, Juan Díaz y Juan Barrial, vecinos”.
10 de septiembre de 1522  Compañía
“Mª González, mujer de Juan González, difunto, vº de Gran Canaria, Fernando Rodríguez, gallego, y Valentín Estero, estantes, hacen compañía para plantar azúcar en un pedazo de tierra que María González tiene en el término de Arucas junto al albercón de Santa Gadea…María pone la tierra y la planta de caña, Fernando Rodríguez 3 horas de agua de cada año según se reparten en el heredamiento de Firgas que son dos días y una noche o dos noches y un día, una azada de agua, Valentín Estero se compromete a trabajar la tierra. Hacen la compañía por tiempo de 6 años o 3 esquilmos que se comienzan a contar en mayo en que se planta la caña”.

domingo, 24 de abril de 2016

OFICIOS Y GENEALOGÍA EN TEROR



Ponencia de José Luis Yánez Rodríguez, cronista oficial de la villa de Teror, titulada: "Oficios y genealogía en Teror", en el II Encuentro de Genealogía de Gran Canaria, el 18 noviembre de 2015, organizado por la RSEAPGC y Genealogías Canarias.