jueves, 20 de abril de 2017

LIBRO I DE BAUTISMOS DE LAS IGLESIAS DE SAN ANDRÉS Y DE MONTSERRAT, ISLA DE LA PALMA

NOVEDAD EDITORIAL

Autor: Luis Agustín Hernández Martín
Mecenazgo y colaboración: Marcelo Rodríguez Fuentes
Editorial: Cartas Diferentes
Información y contacto: www.cartasdiferentes.com

 

lunes, 10 de abril de 2017

GENEALOGÍA CANARIA DE JUANA INÉS DE ASUAJE, ESCRITORA DEL BARROCO MEXICANO CONOCIDA COMO SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ.

GUILLERMO SCHMIDHUBER y OLGA MARTHA PEÑA DORIA

Por primera vez con documentos ha sido comprobado el origen de la familia paterna de la máxima escritora de México, sor Juana Inés de la Cruz (1648-1695), cuyo nombre secular fue Juana Inés de Asuaje; apellido Asuaje que provenía de Las Palmas de Gran Canaria. Lo certifica el libro Familias paterna y materna de Sor Juana Inés de la Cruz: Hallazgo documental (México: CEHM CARSO, 2016), que publica la investigación llevada por los autores del presente artículo, ambos académicos de la Universidad de Guadalajara, México. Esta edición contó con el beneplácito y el mecenazgo del Frente de Afirmación Hispanista y de su presidente don Fredo Arias de la Canal.
La localización del Permiso de Paso de Canarias a la Nueva España de una familia fue el documento que abrió esta investigación. El permiso otorgado en 1598 fue para tres mujeres, dos niños y un criado: doña María Ramírez de Vargas, una abuela viuda con dos hijas, una doncella y la otra viuda (Antonia Laura Mayuelo viuda de Damián de Azuaje el Joven) con dos niños menores de diez años, Francisco y Pedro. A continuación se presentan los documentos de Paso y Permiso con un total de once folios, de los cuales se muestran a continuación cuatro de los últimos (Portal de Archivos Españoles, Archivo General de Indias de Sevilla, Indiferente, 2069, número 90, 1598):

miércoles, 8 de marzo de 2017

AFONSO-BELLO Y NODAR, ASENTAMIENTO EN EL SAUZAL (TENERIFE)

EUGENIO EGEA MOLINA


1. ANOTACIONES PRELIMINARES
Este breve trabajo que compartimos contigo, tiene un marco geográfico concreto, localizado en el noroeste de la isla de Tenerife, en el actual municipio de El Sauzal, gestado a partir de la conquista de la isla. 
Hoy en día, su territorio ocupa una superficie de 18,31 kms., formado por costa y montaña, bordeado por ocho barrancos. Limita con los municipios de Tacoronte, El Rosario, Candelaria y la Matanza de Acentejo.
El Sauzal
A principios del siglo XVI, comienza a formarse un pequeño núcleo poblacional, en el que los portugueses Afonso Bello y su mujer Blanca Afonso se instalaron. Este matrimonio está considerado como iniciador de esta población.
Las circunstancias favorecedoras de tierras y agua, así como el clima, facilitaron la expansión agrícola. Situación ventajosa que aprovechó el adelantado Alonso Fernández de Lugo en los repartos, tomando tierras para crear su propia hacienda; además de cesiones entre sus allegados, como el caso de su pariente y alcalde mayor de la isla Pedro Vergara.
Tempranamente, en el año 1517, su importancia y crecimiento hicieron que se dotara  con una de las primeras parroquias de  Tenerife, bajo la advocación de S. Pedro Apóstol.
Apoyando lo dicho, recogemos dos descripciones de nuestros clásicos. En primer, lugar  el alférez mayor de Gran Canaria Pedro Agustín del Castillo Ruiz de Vergara, escribió en 1686:
El Lugar del Sausal es hapoco mas de media legua de Tacoronte Tiene Iglecia Parroquial con Benefficiado y su al calde (...) ay en el muchas viñas y de todos Frutos [1].
90 años después, el ilustrado José Viera y Clavijo, nos dejó estas referencias:
Sauzal. Esta a media legua de Tacoronte. Es pueblo en parte arruado; muchas viñas y aguas, excelente temperie y unas bellas vistas al mar (...) Iglesia antigua de tres naves con un Cura Beneficiado provision del Rey...[2]
El período temporal que vamos a tratar en este breve artículo se sitúa en el inicio y transcurso del siglo XVI. Desde el momento de la colonización castellana, donde se va imponiendo una nueva cultura que arrasa la anterior, en que gente procedente de Europa, principalmente del reino de Castilla y un importante contingente luso, van ir confluyendo con una mermada población guanche.
Nos centramos en los anteriormente nombrados Afonso Bello y su mujer Blanca Afonso, continuando con su primera sucesión transmisores de los apellidos Afonso, Bello y de Nodar. De estos, damos unos retazos a continuación [3]:
Afonso
Se trata de un apellido de los de denominados patronímicos. Proviene del nombre Alonso/Alfonso, originariamente hijo de Alonso/Alfonso.
En Canarias, mayoritariamente vienen del  portugués Afons. Entre ellos, existen numerosas familias sin relación alguna.
Actualmente, se encuentra localizado en las islas (79%) y prácticamente inexistente en el resto de España. En las provincias canarias, prevalece en la de Sta. Cruz de Tenerife (56%).
Con el tiempo, en algunos casos tomó la forma castellana de Alonso.
Bello
Apellido derivado de la palabra portuguesa velho, cuyo significado correspondería cabello, vello.
La forma actual castellanizada es la de Bello (en documentos antiguos también aparecen como  Veloso).
Sin ser numerosos, se ecuentran localizados en la provincia de Sta. Cruz de Tenerife, con varios orígenes familiares.
Noda
Originalmente, de Nodar, posiblemente referido a dicha localidad en Pontevedra, de donde podrían ser oriundos.
En Canarias, se transformó en Noda, mantenida en su forma actual; sin representación estadística en otros lugares.
Más numeroso en la provincia de Sta. Cruz de Tenerife, donde representa un 60% del total estatal, incluso podemos afinar y situarlos geográficamente en las islas de Tenerife y La Gomera. Por su parte, la provincia de Las Palmas queda representado en un 33%.
Por su parte la forma Nodar, es inexistente en las islas. En el resto, destaca numéricamente en las provincias gallegas de Pontevedra y A Coruña (54%).

Notas
[1] del CASTILLO, P.A. (1686)
[2] VIERA Y CLAVIJO, J. (1776)
[3] La distribución y datos numéricos están tomados del Instituto Nacional de Estadística correspondientes la Estadística del Padrón Continuo a fecha 01/01/2015 (visto el 13 de enero de 2017).

lunes, 20 de febrero de 2017

EL AUTO DE FE DE 1526: ANCESTROS JUDÍOS QUEMADOS EN LA HOGUERA II. PROCESO AL VERDUGO PEDRO GONZÁLEZ

FANEQUE HERNÁNDEZ BAUTISTA y
JUAN R. GARCÍA TORRES

La investigación se inicia, al igual que en el caso de Alonso Yánez, con la lectura de una testificación acusatoria hacia uno de nuestros ancestros realizada en Telde en 1606 ante el inquisidor Pedro Hurtado de Gaviria
“A 7 de junio de 1606  Bernabé Martín, labrador, contra Sebastián de Herrera dijo cómo en esta ciudad vive Bastián de Herrera que trae vara de alguacil de la guerra que viste seda siendo como es hijo de Lázaro Hernández y nieto de Juan González, padre del dicho Lázaro Hernández, al cual dicho Juan González este testigo le vio dos veces salir al auto en la ciudad de Canaria no se acuerda por qué ni si salió con hábito de reconciliado y el dicho Juan González fue hijo de Juan González, a lo que este testigo se quiere acordar, el cual oyó decir a su padre que había sido quemado por la Inquisición de Canaria y que le decían se acordase de la fe de Cristo y que él respondía que buena era la ley de Moisés y también oyó decir que solía jurar diciendo por los santos de Dios y que los que le trataban entendían no le ayudaba más la lengua y el mismo confesó cuando lo quemaban que lo decía  por menosprecio de los santos y lo que ha dicho es la verdad y es de 80 años”.
COMENTARIOS
Con la documentación subsiguiente probaremos que el declarante comete dos errores en su descripción: el apellido de Lázaro, el padre de Bastián, es Martín (también fue conocido como Lázaro González) y no Hernández. El abuelo es ciertamente Juan González pero el bisabuelo quemado en la hoguera no se llama Juan sino Pedro González.
Esta es la partida de bautismo de Bastián (L3 Telde Nº 444)
“Bastián hijo de Lázaro González y Teresa de Herrera, bautizado el 2 de febrero de 1569. Padrinos: Hernando de Cerrada y su hermana Juana González”.
Las referencias a que Bastián Herrera viste de seda y trae vara de alguacil de la guerra pueden quizá tener relación con el hecho de que la madre de Bastián, Teresa de Herrera, nacida según nuestras cábalas sobre 1540, la que fue esposa de Lázaro Martín, es probable descendiente del que fuera absentista alguacil mayor y regidor perpetuo de la isla de Gran Canaria, Alonso de Herrera, quien recibe solares en Telde en 1547 y era ya difunto en 1569, como se puede comprobar en la documentación siguiente:
31 de marzo de 1547 Libro de repartimientos
“Alonso de Herrera regidor de esta isla dice…que le hicieron merced de un solar en los llanos de Jaraquemada junto a la ciudad de Telde…”
Nota: este Alonso de Herrera es hijo de Juan de Herrera el viejo y estuvo casado con Catalina Nieto.
10 de septiembre de 1559 ante Alonso Hdez en Las Palmas
“Poder general que doña María de Herrera, viuda de Pedro Cabrera de Sosa, vecino que fue de Gran Canaria, otorga a Alonso de Herrera regidor de Gran Canaria que vive y mora en Toledo”.
Nota: María de Herrera y Alonso de Herrera son hermanos, hijos ambos de Juan de Herrera el viejo.
10 de mayo de 1569 ante Fdez de Chávez en Telde
“Testamento de Luisa de Troya viuda de Alonso Ortiz. En su memoria de deudas declara que debe un tributo de 50 doblas a Alonso de Herrera regidor que fue de Gran Canaria y a sus herederos… ”

miércoles, 15 de febrero de 2017

LORENZO MANZANO DE LEÓN: LOS PRIMEROS TIEMPOS DEL APELLIDO MANZANO EN FUERTEVENTURA

LOLA GARCÍA CABRERA
Alguien no muere hasta que no se le olvida.
Proverbio africano

1. INTRODUCCIÓN
A lo largo de la historia, personas, familias y apellidos han aparecido y desaparecido de una determinada zona, sucesos generalmente ligados a una conquista, a la economía y al desarrollo, al colonialismo o bien a la influencia que un país ha propiciado para la entrada y salida de estas personas y sus apellidos dentro de sus regiones.
Entre los apellidos existentes en Fuerteventura, aún hoy se encuentra uno de los que llegó procedente de la isla de El Hierro, MANZANO; poco se sabe del origen de este apellido, pues hay diversos genealogistas que afirman que surgió en Castilla durante los primeros tiempos de la Reconquista y otros que le dan un origen cántabro; lo indiscutible es que, en este caso, tras el apellido “Manzano” figuraba la preposición “de” y el topónimo “León”, lo que hace pensar que sus orígenes pudieran proceder de dicho lugar. Pese a ello, no podemos concluir que esta afirmación sea cierta, pero sí es posible que el primero que lo llevara en la isla, lo pudiera haber heredado de antepasados suyos que, en su momento, se trasladaran desde su lugar de residencia; lo que, en cualquiera de los dos supuestos expresados, era perfectamente lógico “…ya que en un mundo de recién llegados, donde todos acababan de conocerse y comenzaban a establecerse relaciones de vecindad, el uso del apellido toponímico era un elemento de identificación personal absolutamente necesario[1].
Tampoco se sabe quién o quiénes fueron los primeros que llegaron a la isla de El Hierro con ese apellido, ni en qué circunstancias o con qué motivo lo hicieron, pues los incendios fortuitos, la humedad, y a veces la negligencia del personal responsable de la conservación y la custodia de los libros y archivos o bien de aquellos que accedían a los mismos, han dado como resultado la pérdida para siempre de gran parte de la historia local, al desaparecer la documentación relativa a la primera fase de la colonización de la isla, los acuerdos del Cabildo, libros de repartimientos, protocolos notariales, libros sacramentales y mucha otra documentación parroquial. Pese a todo, entre los archivos más antiguos hubo documentación eclesiástica que pudo salvarse del pasto de las llamas, como así sucedió con los libros de matrimonio de la etapa comprendida de 1625 a 1720, de los que, afortunadamente, hemos podido obtener algunos datos para intentar esclarecer o, al menos, aproximarnos en lo posible a los escasos acontecimientos que conocemos del apellido MANZANO en la isla herreña.
El tema que paso a tratar, como es de esperar, no es resultado de una elección casual, sino que a lo largo del tiempo que he dedicado al estudio de mis antepasados, y tras haber podido realizar varias visitas a la isla, es fruto de haber accedido a cierto material documental donde en un determinado momento histórico, el linaje del primer portador del apellido MANZANO, se ve envuelto en unos sucesos ciertamente interesantes.
En las presentes líneas se pretenden recoger la introducción del apellido MANZANO en la isla de Fuerteventura, así como los sucesos a los que se encuentran inexorablemente ligados, en la medida que han permitido las limitaciones tanto del espacio del presente escrito como del acceso a las diferentes fuentes, en especial la consulta de los archivos sitos en las Islas Canarias.

Printfriendly