martes, 24 de junio de 2014

APELLIDO CASTRILLO (y IV)

FANEQUE HERNÁNDEZ BAUTISTA
JUAN R. GARCÍA TORRES

TRES INFORMACIONES DE NOBLEZA DE LOS CASTRILLO
A.INFORMACIÓN DE LIMPIEZA DE FRANCISCO BETANCOR
(Ante el escribano Andrés Álvarez de Silva Legajo: 1951, año: 1663)
El Capitán don Francisco de Betancor Camacho, regidor de esta isla marido y conjunta persona de doña Margarita Castrillo, hermana legítima del Capitán don Juan Gómez Castrillo, familiar del Santo Oficio, digo que al derecho de los susodichos conviene ad perpetuam rei memoriam probar y averiguar de cómo son hijos legítimos de legítimo matrimonio del Alférez Andrés Gómez Castrillo familiar que fue de esta inquisición y de María Felipe Hidalgo y nietos por parte del dicho su padre de Francisco Castrillo; y bisnietos por esta línea paterna de Cristóbal Gómez Castrillo todos vecinos y naturales de la villa de Guía en esta isla. Y como los susodichos son legítimos descendientes de Juan Gómez Castrillo conquistador de esta isla el cual vino a ella en compañía del Capitán General Don Alonso Fernández de Lugo y por haberse casado el dicho Juan Gómez Castrillo en la dicha villa se quedó en ella, el cual era hombre noble, caballero hijodalgo notorio descendiente de la casa de Castrillo en el Reino de León y se sabe por público y notorio por las noticias que ha habido de padres a hijos todo lo cual constaba de los libros y protocolos antiguos en que estaban todos los orígenes y ascendencias de los conquistadores y pobladores que quemaron los enemigos cuando infestaron esta isla y por tal hombre noble fue habido y tenido y comúnmente reputado y lo fueron y han sido los dichos sus hijos, nietos, y
Río Porma en León
bisnietos y rebisnietos y todos los de esta línea y como tales hombres nobles hijosdalgo han tenido en la republica y dicha villa de Guía oficios honoríficos de alcaldes y diputados para el gobierno de la republica y como tales hijosdalgo han sido y son libres y exentos de contribuciones, pechos, sisas y alcabalas y han estado y están en esta quieta y pacífica posesión sin contradicción alguna = A vuestra merced pido y suplico mándeseme reciba información al tenor de este pedimento cometiéndola en la dicha villa de Guía donde son vecinos los testigos que de ello saben a personas de satisfacción y fecha se sirve de mandar que quedando en poder del presente escribano testimonio auténtico de ella se me dé original para presentarla a donde mis partes convenga interponiendo y me den una y otra su autoridad y decreto judicial y pido justicia y en lo necesario (......) por Francisco de Betancor.

Auto – Está presente la información que ofrece al tenor de su petición por presencia del maestre de campo don Tomas Fonte del Hoyo regidor de esta isla y alcalde de la villa de Gáldar y por ante el escribano público y fecha la remitirá a manos del presente escribano para en su vista proveer sobre lo más que se pide; proveyolo su merced el licenciado Nicolás de Herrera Leyva y Medrano teniente general de esta isla en Canaria a tres días del mes de octubre de mil seiscientos y sesenta y tres años = Bachiller Leyva = Ante mí = Don Joseph de Betancor Herrera escribano público y de Cabildo=
Extraemos a continuación de la transcripción realizada por Juan Ramón García Torres las palabras de dos de los testigos que declaran el día 18 de octubre de 1663:
4º Testigo DOMINGO RIVERO, vecino de Guía, de 107 años.
Declara lo mismo que los anteriores testigos añadiendo que:
....se decía por cierto descendía de la Casa del lugar de Castrillo donde dicen de Poma (sic) del Reino de León y que entroncaba con ella.....”.
5º Testigo FRANCISCO BÁEZ “El Santo”, vecino de Guía de 80 años.
Declara lo mismo y añade:
.….conoce al capitán don Francisco Camacho Regidor de esta isla y a doña Margarita Castrillo su mujer, hermana legítima del capitán don Juan Gómez Castrillo, familiar del Santo Oficio, ausente en Indias de su Majestad.... “
Y además dice:
.... y por haberse casado el dicho Juan Gómez Castrillo en esta villa de Guía se quedó en ella el cual era hombre noble, caballero hijodalgo notorio y conocido y que entroncaba con la casa de Castrillo en las montañas de León donde dicen Poma llamado el río cerca de León....”.
Información de nobleza de Francisco Betancor practicada en 1663
COMENTARIOS
-Se identifica al fundador como Juan Gómez, hijodalgo natural de Castrillo de Porma, localidad hoy llamada Castrillo del Condado, situada en el municipio de Vegas del Condado, en la provincia de León, donde estuvo situado en el siglo X el Señorío de Porma, más tarde marquesado de Toral, lugar de origen del poderío de los Guzmán durante la Edad Media.
-La información ad perpetuam rei memoriam (para perpetuar el recuerdo de las cosas) está por desgracia solo referida al linaje paterno de los Castrillo y nada nos dice de los Márquez pero hay que reconocer que está bien respaldada en cuanto a documentación se refiere desde Cristóbal Gómez de Fregenal hacia abajo.
-En relación al fundador no se señala realmente que Juan fuera el padre de Cristóbal Gómez sino tan solo un ascendiente por lo que hay que deducir que los investigadores no tenían muy clara su genealogía cuando afrontaron su trabajo. De hecho no citan a Pedro de Castrillo del que hemos podido comprobar documentalmente que es el origen del linaje canario.
-Puesto que las declaraciones se realizaron ante escribano en 1663 y el testigo de mayor edad tiene 107 años, “poco más o menos”, podemos deducir que este conservaba recuerdos desde los años 60 del siglo XVI, fechas en las que aún vivía Francisco Castrillo (que testó en 1600), el nieto del tal Cristóbal, por lo que sus referencias son del máximo valor, de hecho nos han permitido situar con exactitud el lugar de origen del fundador.
-A la vista de esta información y de la partida de bautismo de Andrés en 1514 en la que se da como padre a Juan Castrillo, entenderán los lectores que hayamos dado por bueno que este era un hijo del fundador. Asumimos ahora que esto es un error derivado probablemente de una incorrecta transcripción del abreviatura de Pedro (Pº) que algunos copistas confundieron con la de Juan.
-El comentario de que “por haberse casado en la villa de Guía se quedó en ella” nos refuerza en nuestra idea de que dicho personaje casó en segundas nupcias con una mujer joven, conversa como él, con la que tuvo entre otros vástagos a Andrés en 1514. Este Andrés sería por tanto un hermanastro de los Gómez de Fregenal. La madre de estos, Leonor Hernández Márquez debió haber fallecido poco antes del desembarco familiar en el norte de Gran Canaria o poco después de su llegada. No estamos totalmente seguros sin embargo de esto que decimos por lo que nos hemos planteado volver sobre el tema al final de este artículo.
B) INFORMACIÓN DE NOBLEZA DE ROQUE MERINO (1702)
Del Nobiliario de Canarias (Tomo II p. 708) extrajimos estas notas:
Don Alonso Felipe Márquez de Quintana, nacido el 4 de abril de 1596 y bautizado en la parroquia de Santa María de Guía, fue Hijodalgo notorio, según consta de la información que practicó su bisnieto Don Roque Merino de Riverol en mayo de 1702, ante el escribano Andrés Álvarez, con auto de amparo de Don José Antonio de Ayala y Rojas, Corregidor de Gran Canaria, fechado en 31 del mismo mes, y era hijo de Juan Felipe Márquez Gómez y de Doña María de Ugarte y Quintana, casados en Guía el 2 de septiembre de 1585; nieto de Pedro Fernández Márquez y de su mujer Doña María Felipe de Acosta, con quien casó en 1567 en la misma villa; bisnieto de Rodrigo Márquez Gómez de Castrillo, heredado con tierras y aguas en Gáldar por el Gobernador Alonso de Corral, en 1546, y de Doña Leonor Franco, su legítima esposa; tercer nieto de Pedro Gómez de Castrillo, Conquistador de Gran Canaria, que obtuvo repartimientos de tierras y aguas en esta isla, y de Leonor Fernández Márquez; y cuarto nieto de Don Come de Castrillo, Señor de la Casa de Castrillo en el lugar de Parera, del Reino de León, que sirvió a los Reyes Católicos en las guerras de Granada, como todo consta en el expediente que formó para su ingreso en la Orden de Santiago el Capitán Don Juan Gómez de Castrillo, y de la Real Cédula expedida en 1554 por la que se nombra Continuo de la Real Casa a Cristóbal Gómez de Castrillo, hijo del citado Conquistador Pedro Gómez de Castrillo.
COMENTARIOS:
-La genealogía propuesta en esta Información tenía, en nuestra opinión inicial, pies pero no cabeza, es decir, las parejas citadas en las primeras generaciones estaban bien sustentadas (formaban parte de nuestro árbol genealógico y contábamos por tanto con documentación de respaldo) hasta llegar al matrimonio formado por Pedro Hernández Márquez y María Felipe, punto en el que nosotros estábamos parados. Veamos la fuente en la que se constata que Pedro Hernández Márquez y María Felipe son los padres de Juan Felipe Márquez:
“En dos días del mes de octubre de este presente año de 1585 años casé y velé yo Hernando Alonso beneficiado en la Iglesia de Nuestra Señora de Guía a Juan Felipe hijo de Pedro Hernández Márquez y de María Felipe, difuntos, vecinos de Guía y María Duarte hija de Gil Afonso y Catharina Sánchez de esta villa” Hernando Alonso
-Cuando Juan Felipe se casa, sus padres ya han fallecido lo que parece indicar que era una persona de edad cuando contrae este matrimonio y sin embargo nos dice el Nobiliario que sus padres habían casado en 1567. La correspondiente partida no aparece en el libro sacramental de Guía (todos los registros de ese año se han perdido) y en todo caso 1567 nos parece una fecha anómala pues, para que todo concuerde, Juan Felipe Márquez tendría que haberse casado con menos de 17 años.
-Tampoco nos quedaba claro que Pedro Hernández Márquez pudiera ser hijo de Rodrigo Márquez y Leonor Franco. En los libros sacramentales de Guía encontramos sin embargo confirmación de la existencia de dicha pareja cuando en 1573 se registra el casamiento de Águeda Gómez, hija de Rodrigo Márquez y Leonor Franco. Es decir, que las dudas que nos asaltaban se fueron esclareciendo una tras otra hasta el punto de que ahora estimamos que el cuadro propuesto podría ser correcto en su totalidad.
-El tal Pedro de Castrillo viene a fines de siglo XV con toda su familia. Es un repoblador ilustre por su condición de hidalgo, no un conquistador de la isla aunque es posible que pudiera haber sido galardonado por el rey por la participación de su padre en la guerra de Granada. Su llegada a Gáldar habría que situarla a fines de siglo tras la caída de Granada y el inicio de la persecución a los judíos. A su llegada debía ser una persona de edad madura pues sus hijos son personas adultas a principios del XVI (Juan Gómez de Fregenal se casa en 1514) y sus nietos lo son antes antes de mediados de ese siglo.
- Rodrigo Márquez, a quien hacíamos nacido en los años 20, puede ser efectivamente un hijo del fundador Pedro de Castrillo. Una revisión del “Libro de los repartimientos” de Aznar y Ronquillo parece ayudar en esa dirección. En la p. 352 se registra una petición de tierras realizada en mayo de 1546 por este personaje, petición que iba a ser confirmada poco después:
“Magníficos señores, Rodrigo Márquez vecino de esta isla en la villa de Guía beso las manos de vuestras señorías y suplico que me hagan merced de un pedazo de tierras de sequero que son de aquel cabo del Pinar de Agáldar por el camino que va a Tejeda en que podrá haber cien fanegadas de tierra y van a dar al cercado del Caballero y a la Fuente Fría las cuales no han sido aprovechadas de persona alguna y yo las quiero aprovechar para sustento mío y de mi mujer y seis hijos e hijas que tengo porque hasta ahora no se me han dado ningunas tierras y en ello recibiré merced”.
Este documento, datado en 1546, nos permite retrotraer la fecha de nacimiento de Rodrigo al menos una década pues ya tiene seis hijos por entonces, pudiendo esta ser anterior a la del nacimiento de su hermano Andrés.
- Un extracto del testamento dictado por Leonor Franco en 1558 ante Miguel de Arencibia que consta en la carpeta del archivo diocesano nos resuelve finalmente, junto con unos apuntes del magistral Marrero, la descendencia de este matrimonio: Ana Gómez, que es la mayor, estaba casada en 1558 con Francisco  Hernández y anteriormente lo estuvo al parecer con Juan Felipe. La segunda es Úrsula casada con Luis Hernández y más tarde con Luis Yáñez. El tercero es Pedro, casado con María Felipe de Acosta, por quien sigue la línea. El cuarto es Juan Márquez Gómez que al parecer quedó soltero. El quinto es Rodrigo Gómez casado con Blanca Felipe. Y la sexta y última es Águeda Franca que debe ser la que casa en 1573 con Diego Lorenzo con el nombre de Águeda Gómez.
 
Información de nobleza de Roque Merino de Riberol en 1702

C. PLEITOS DE HIDALGUÍA DE JUAN GÓMEZ CASTRILLO
Un hallazgo documental en la red, un artículo de la revista Hidalguía (Madrid 1966) obra de Luis Felipe Rodríguez y R. de Acuña y que lleva por título “Pruebas nobiliarias en Canarias” viene a darnos algunas certezas donde antes había un mar de dudas. Copiamos a continuación, en cursiva, un fragmento íntegro de este valioso trabajo cuya lectura nos resuelve muchos enigmas:
La consideración como prueba de nobleza de descendencia de los conquistadores o primeros pobladores la podemos ver a través del expediente entablado por el capitán don Juan Gómez Castrillo natural de la Villa de Gáldar en la isla de Gran Canaria y que se encuentra en la colección Salazar y Castro, tomo M, 195-FL 169.
El capitán Juan Gómez Castrillo pide y le es dado formar parte como familiar del Santo Oficio. Para ello cita documentos tales como el que consta que su abuelo Cristóbal Gómez Castrillo es recibido por el rey en su casa por lo mucho y bien que sirvió su padre, Pedro de Castrillo, en la conquista, población y pacificación de las Islas de Canaria, y Gómez Castrillo, su abuelo, en la conquista del reino de Granada. Asimismo pide copia del recibimiento dado a su abuelo en la casa real y del repartimiento de tierras que se hizo a favor de sus abuelos. Pedro de Castrillo hace repartimientos en nombre del gobernador y capitán general Valenzuela. En los documentos de la época consta y se le llama noble caballero y él mismo recibe suerte y media en el repartimiento de Gáldar.
En otro documento fechado el 20 de mayo de 1620 dice así: “Ante gobernador y capitán general, Juan Gómez Castrillo, alférez de una de las compañías de la villa de Guía… hemos sido tenidos por hidalgos notorios descendientes de los primeros conquistadores y pobladores que vinieron a la isla de Canaria y de las primeras personas honrosas que en ella hubo, y como tales hidalgos notorios, conquistadores y ganadores fueron repartidos y tuvieron repartimientos de tierras”. Más adelante enumera cómo ocuparon cargos que son tenidos y considerados como reservados a hijosdalgo, así los de alcalde de Guía, alférez de Guía etc. “Siempre se me ha tratado como hombre noble” dice y cita entonces las declaraciones prestadas por numerosos testigos, “hombres nobles todos ellos o tenidos al menos por tales por las autoridades de la isla, en que dicen estos haber sido considerados él y sus padres y sus abuelos tanto por línea masculina como femenina cono hijosdalgo o primeros pobladores”.
Otro documento del año 1663 dice así: “El capitán don Juan Gómez Castrillo a su majestad: Habiendo entregado sus pruebas para el hábito de la Orden de Santiago… se halla con toda la probanza de nobleza que pude concurrir en aquella tierra y territorio de las Islas Canarias …que al no haber pecheros son nobles los hijosdalgo notorios y si algunos actos los distinguen son los puestos de capitanes, alféreces y regidores de las villas y los de administración de Justicia y otros del servicio de su majestad y de las repúblicas que por costumbre introducida en dichos lugares les sirven hidalgos de sangre, que esta es fama, estimación y reputación de ello y que no se dan ni se permiten a los hombres llanos o que les falte la opinión y reputación requerida. Y del de alcalde, elección que hacen todos los hidalgos al que de notorio saben que lo es”.
Luego nos cita el haber sido varias veces juez y capitán de infantería, oidor de Audiencia y mayordomo de la Santa Caridad, todo esto corroborado con numerosos testimonios. Seguidamente dice haber recibido la merced de caballero otros isleños de su calidad como se ha hecho con naturales de aquellas tierras, especialmente con don Pedro Fernández Moreno y don José de Olivares.
Dice también cómo su bisabuelo Cristóbal Gómez Castrillo fue continuo de la real casa desde 1556 por los servicios de su padre en la conquista y población de Canarias y de su abuelo en la de Granada y pide traslado de los repartimientos de tierras en Canarias a los conquistadores en que fue influido Pedro de Castrillo.
En otro documento dice: “Habiendo entregado sus pruebas para el hábito de la Orden de Santiago que Vuestra Majestad Dios guarde fue servido hacerle merced se ha suspendido el despacho de ellas y pide seguidamente que se continúen los trámites”.
En el Archivo Histórico Nacional y en el expediente 3448 encuentro un documento en el que dice que se nombra con fecha de 1665 a ciertos procuradores para que realicen las diligencias de ingreso según orden del rey de 20 de marzo de 1665. Por último en el mismo año 1665 son aceptadas las pruebas y es cruzado caballero el capitán Gómez Castrillo”.
COMENTARIOS
-Lo sorprendente de estas pruebas es que el promotor de las mismas, el capitán Juan Gómez Castrillo, es hermano de Margarita Castrillo, la esposa del Francisco Betancor, quien fue el solicitante en 1663 de la primera de las informaciones que hemos comentado. Teniendo en cuenta que ambas son contradictorias en cuanto al origen de la estirpe, (en una es Juan, en otra es Pedro el nombre de su tatarabuelo) entenderán nuestra perplejidad.
- Quizá Margarita Castrillo y su marido conocían bien la documentación para el ingreso en la Orden de Santiago de su hermano, ausente en Indias, (en los años 60) pero no tenían ante sí la documentación de las pruebas para familiar del Santo Oficio (de los años 20) en las que se señala la ascendencia de su bisabuelo hasta llegar a Gómez de Castrillo. De otro modo hubieran utilizado dicha información dando como fundador de la estirpe canaria a Pedro de Castrillo.
-Podemos imaginar que ante la falta de datos de la ascendencia de su bisabuelo, Margarita y su esposo habrían decidido llamar al fundador con el mismo nombre de su hermano el prestigioso Capitán Juan Gómez Castrillo quien dos años después de practicada la Información por su cuñado sería nombrado caballero cruzado de la Orden de Santiago.
-Observamos que hay un desfase de una generación entre los papeles de los años 20 y el de los años 60 comentados por los autores del artículo pues en los primeros Cristóbal Gómez es abuelo y en los segundos es bisabuelo del capitán, cuestión que no tiene más trascendencia que la de atestiguar que durante toda su vida este personaje dedicó muchas ansias, tiempo y dinero a la búsqueda sus raíces, virtudes o vicios, según se mire, que me emparentan ciertamente con él.
-La más antigua de las pruebas citadas en dicho artículo de la revista Hidalguías parece estar referida al nombramiento de Juan Gómez Castrillo como familiar del Santo Oficio, puesto que también había ejercido su padre, cosa que no puede dejar de sorprendernos habida cuenta de los orígenes conversos de esta familia. El dinero todo lo puede. Por otra parte estimamos que el fundador no es, como se ufanan, conquistador de la isla sino tan solo un hidalgo, como casi todos los castellanos del norte en su época, que participa de la repoblación de la isla, amparado por el gobernador Lope Sánchez de Valenzuela y quizá
Catedral Ntra. Sra. de la Asunción. Foto: Alfredo Máiquez
por Hernando de Guzmán, el marido de Arminda.
-Las ansias de grandeza de determinados personajes como nuestro capitán resulta ridícula porque esconden los datos que no interesan y se gastan fortunas para obtener unos títulos que en este caso van a conducir a la emigración y la muerte en tierras americanas. Juan Gómez acabó su vida en Panamá como alcalde ordinario de dicha ciudad después de haber ejercido como capitán en el ejército colonial español.
-Desde allí debió enviar a la iglesia de su pueblo una lámpara de plata que cuelga ante la puerta del presbiterio que lleva grabada la siguiente inscripción: “El capitán Juan Gómez Castrillo que la envía por devoción para Nuestra Señora de la Asunción de la villa de Guía de donde es natural”. Observen los lectores la coincidencia del nombre de la iglesia con el de la advocación de la catedral antigua de Panama City, hoy en ruinas.

CUADROS RESUMEN DE LOS CASTRILLO CANARIOS DEL S XVI
Cuadro 1. La descendencia de Pedro Castrillo con su primera esposa
 
Cuadro 2. ¿La descendencia de Pedro Castrillo con su segunda esposa?
SOBRE LA ESPOSA O ESPOSAS DE PEDRO DE CASTRILLO
Observemos en los cuadros arriba expuestos que tanto los hijos habidos con su primera esposa como los habidos con la segunda transmiten el apellido Márquez. Es un hecho que nos hace cuestionarnos la existencia de la segunda esposa. Es difícil admitir que se trate de una misma persona porque la diferencia de edad entre el mayor de los Fregenales, Alonso, a quien hacemos nacido sobre 1480, y Andrés el niño nacido en 1514 es excesiva. Son más de 30 años de margen entre uno y otro evento que solo podrían tener una explicación convincente si Leonor se hubiera casado con Pedro de Castrillo siendo muy joven. Podríamos suponer en tal caso que Leonor nace sobre 1565, procrea a su hijo Alonso con 15 años y a Andrés el último con cerca de 50. Esto es posible pero son cifras límite de fecundidad en la mujer. En oposición con esto, la primera información de nobleza que hemos analizado nos dice que Pedro casó en Gáldar. Sin embargo en la partida de 1514 se dice que su esposa era conversa como él, lo que parece contribuir a que pensemos que vinieron juntos desde la Península huyendo del Santo Oficio.
El apellido Márquez en las islas se relaciona en el siglo XVI con el mundo de los judeoconversos. Así, Alberto Anaya en su artículo de AEA “Los Judeoconversos y la creación de la Inquisición canaria…” nos dice que un tal Antón de los Olivos, natural de Ciudad Real, manifestó ante el inquisidor Padilla en 1528 tener 60 años, ser labrador y criador de ganado y ser hijo de padres relajados en ausencia. Estaba casado con la conversa reconciliada Ana Márquez y ambos tenían hermanos en las islas. Consta por otra parte en los archivos de la Inquisición canaria un proceso en 1531 contra Teresa Márquez, de linaje de conversos, por comer en cuaresma manjares prohibidos.
Familia numerosa, falta por venir el benjamín
A estas alturas del trabajo, ya cerca de la conclusión, nos decantamos por pensar que Leonor es única esposa de Pedro de Castrillo con la que tiene a los tres hermanos Fregenales, nacidos en la península, y también a Francisco Castrillo, a Rodrigo Márquez y al tantas veces, citado Andrés, nacidos en Gáldar. Solo tienen hijos varones lo cual es extraño pero posible. De hecho, el autor de estas líneas tiene seis hermanos varones y ninguna hermana. Hagamos una comparación: mi hermano José Luis, el mayor, nació en 1953 cuando mi madre tenía 21 y Jorge, el menor, nació en 1971 cuando mi madre tenía 39.

MANUAL PARA ASPIRANTES A LA NOBLEZA CANARIA
En el mismo artículo de la revista Hidalguías antes citado se incluye un brillante colofón sobre las características de los pleitos de hidalguía de Canarias, pleitos que solían entablarse ante la Chancillería de Granada. El exhaustivo estudio por parte de sus autores acerca de los expedientes relacionados con las islas sus autores nos informa (en cursiva) de las claves para la prosperidad de dichas aspiraciones.
Primera a) La probanza de descendencia de monarcas indígenas, si bien es prueba reconocida y considerada como tal en documentos y privilegios reales, hoy día, no conociéndose descendientes agnados de los tales, no tiene objeto.
b) La descendencia de los primeros pobladores o conquistadores de las Islas es prueba reconocida en numerosos expedientes y que aún hoy podrían utilizar numerosos descendientes agnados de los mencionados.
Segunda: La descendencia de regidores, alcaldes, alguaciles mayores, castellanos nombrados por los cabildos, etc. es una prueba real de nobleza utilizada por muchos caballeros y reconocida.
Tercera: El haber pertenecido a las milicias de Canarias en calidad de oficial es otra prueba sobradamente reconocida y que se dio en muchos casos.
Cuarta: La información de los escribanos ante los corregidores y sus tenientes en la islas de realengo y ante sus alcaldes mayores con citación del Síndico en las de Señorío es otra prueba de nobleza.
Quinta: El haber pertenecido a determinadas cofradías ha sido prueba de nobleza en determinadas épocas así como el derecho a portar las varas del palio del Santísimo Sacramento, en ocupar determinados sitios en las iglesias, consejos o audiencias.
Sexta: La de los escribanos públicos y de cabildos siempre que en sus informaciones genealógicas conste probada su hidalguía.

Repasaremos ahora, en tono humorístico, este interesante catálogo analizando las posibilidades que tiene el que suscribe de pasar a formar parte de la nobleza canaria:
-Soy descendiente de miembros de la realeza indígena y de conquistadores y primeros pobladores de la isla pero no por línea agnada, es decir, por línea masculina directa, de padre a hijo varón, sino como todo hijo de vecino por línea quebrada alternando varones y mujeres. Por aquí no tengo nada que hacer.
-Desciendo de muchos alcaldes como lo fuera entre otros mi bisabuelo Francisco Bautista Miranda en Gáldar, de alguaciles mayores de la inquisición como fueron los Sarmiento, etc., incluso de beneficiados y canónigos pero de nuevo me falla la línea agnada porque me vienen todas esas ínfulas por línea materna.
-Fui alférez de milicias universitarias en el Ejército español cuando el servicio militar era obligatorio durante el franquismo. No sé si eso valdrá. Probablemente sí aunque eso suponga que tengo que poner algo más de dinero por el desdoro que supone ser de complemento y no de academia.
-Lo de la Información ante el corregidor parece un requisito más asequible porque en estos procedimientos uno puede llamar a los testigos que quiera y, previo pago, se les pide que contesten que sí a una pregunta larga que se les plantea donde se puede meter algún gazapo para que no salgan a la luz las vergüenzas propias de toda familia.
-Lo de las cofradías lo llevo fatal y también lo de las varas del palio. En Agüimes he ido alguna vez a los remates en Semana Santa pero nunca hasta ahora he pujado por llevar un cirio en la mano. Ya me veo en el próximo remate pujando por llevar el brazo derecho del Cristo durante la procesión.
-Por último, mi profesión de inspector educativo podría ser equivalente como mérito a la de los escribanos pero, aun así, no creo que superase las pruebas porque releyendo mis artículos de genealogía los jueces podrían ver que, como cualquier canario, desciendo también de indígenas trasquilados, de comerciantes y artesanos judeoconversos, de sencillos labradores portugueses, de esclavos moriscos y negros y de mujeres, muchas respetables mujeres, tantas como la mitad de mis ancestros. Todo se fue al traste. Mi gozo en un pozo.
Para compensar a los lectores por esta broma satírica, permítanme cerrar el trabajo, ahora en serio, con los versos finales de un poema de mi cosecha que forma parte del libro Cantos de Mestizaje (El drago milenario) publicado por la editorial Cam-Pds en 2011:
     Hoy, después de centurias de desprecio
     a la sangre de mis antepasados,
     lanzamos a los vientos nuestro anhelo
     de ser una voz en el Atlántico,
     revelando en arbóreo manifiesto
     con sonoras octavas cultivado
     la pervivencia de la noble raza
     indígena de las Islas Canarias,
     que en crisol de fecundo mestizaje
     con la llama de nuevos pobladores
     se funde en las aladas espirales
     al calor de encendidas tradiciones,
     del ígneo poder de los volcanes,
     y de la oriflama que luce un broche,
     un nimbo de estelares esmeraldas,
     prendido en el azul que nos abraza.
     Y en cada orilla, campos de retama,
     al orto, de ardiente flor amarilla,
     al ocaso, de nívea flor blanca,
     renacen en la tierra agradecida
     que en guirnalda de colores estalla
     en cuanto cae la más leve llovizna.
     ¡Aquí estaremos, regando conciencias,
     por que esta enseña… por siempre florezca!

ADENDA 28 de junio de 2014
El apreciado investigador Angelo R. Calcines que ha publicado un brillante artículo en este mismo blog sobre la genealogía de su apellido, nos informa por correo electrónico del interés con que ha seguido nuestro trabajo sobre los Castrillo de Guía, cosa que agradecemos, y nos aporta, por si fuera útil, una información de limpieza de sangre que él ha podido localizar en el AHN (Inquisición legajo 1279 nº 26) a nombre de Ana Cerrato de Figueroa y de su esposo Juan Gómez Castrillo.
Esta documentación nos permite añadir a nuestro trabajo, agradeciendo la colaboración de Angelo, algunas noticias del otro lado del charco relacionadas con nuestro ilustre personaje: Juan Gómez Castrillo realizó también pruebas ante el Tribunal de la Inquisición de Cartagena de Indias para ser familiar del Santo Oficio en la ciudad de Panamá. Para ello tuvo que presentar su genealogía y la de su esposa que resumimos a continuación:
Su esposa, natural de Panamá, es Ana Cerrato de Figueroa, hija del capitán Alonso Cerrato Ossorio, natural de Morón de la Frontera (Andalucía) y de doña Mariana de Figueroa, natural de Cáceres (Extremadura).
En cuanto a la genealogía del capitán canario, la documentación nos confirma lo ya comentado en este trabajo acerca de sus padres y abuelos con la importante novedad de que avanzamos una generación por su ascendencia materna. Así, podemos aportar que María Felipe, la madre del Juan Gómez Castrillo, es hija de Mateo Felipe y Melchora de Santa María, vecinos y naturales de la villa de Guía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Printfriendly