domingo, 14 de febrero de 2016

EL APELLIDO GUERRA: JUAN DE SANLÚCAR E ISABEL GUERRA (I) (Y APUNTES SOBRE EL APELLIDO RAVELO EN GRAN CANARIA)

JUAN R. GARCÍA TORRES
FANEQUE HERNÁNDEZ BAUTISTA
PEDRO SOCORRO
Empezaremos nuestro trabajo, como hacemos siempre, citando a una autoridad en la materia. Veamos lo que nos dice Cebrián Latasa al respecto del  personaje que encabeza el cuadro:
JUAN DE SANLÚCAR
“Conquistador de Gran Canaria, labrador. Como conquistador, en repartimiento, recibió tierras y aguas en el término del Real de Las Palmas en el año 1485. Actuó como testigo, siendo vecino de la villa real de Las Palmas en una venta de tierras de Francisco López a Francisco de Porras en 1487. En 1500 tenía deudas con Alonso de Matos. Fue testigo en la información que sobre los servicios de Hernán Guerra hizo su hija Catalina en 1502. En las elecciones para formar el Concejo en diciembre de 1501 para el mandato 1502-1503 sería electo alcalde ordinario. Por deudas con los Sopranis estuvo preso en Jerez de la Frontera en el año 1509. Ya había muerto en 1513. Fue enterrado en el monasterio de San Francisco. Casado con Isabel Guerra tuvo por hijos a: Juan Guerra, labrador y vecino en La Vega; Isabel González, mujer de Hernando Moro; Pedro, Antón y otros posibles”.
Enmendar al ilustre Cebrián Latasa resulta harto difícil dada su capacidad de objetivar las cosas con inmenso acierto y apropiado respaldo documental.  Nada tenemos que objetar al conjunto de este texto salvo si quisiéramos añadir algún hijo a la lista de posibles, cosa que haremos. Pero ahora en la introducción de este trabajo nos vamos a centrar en la resolución del enigma, que no afronta Cebrián Latasa, relacionado con la ascendencia de Isabel Guerra, la esposa del conquistador. Esta será nuestra tarea esencial en este primer trabajo de una serie dedicada al apellido Guerra en Gran Canaria, un apellido castellano  repartido hoy por toda España  donde lo portan en total, como primero o segundo apellido, unas setenta mil personas, de las cuales casi doce mil (un 17%) tienen en la provincia de Las Palmas su lugar de residencia, cifra que supera incluso a la de la superpoblada provincia de Madrid donde los Guerra no llegan a los diez mil.
SOBRE ISABEL GUERRA LA ESPOSA DE JUAN DE SANLÚCAR
Empezaremos con un respetuoso descarte. Miguel Rodríguez Díaz de Quintana nos dice en un documento que se conserva en el Museo Canario que la tal Isabel, casada con Juan de Sanlúcar, y su hermana Catalina Guerra, casada con Alonso de Albaida, eran hijas de un presunto conquistador llamado Pedro Guerra. Al respecto tenemos que decir que no aparece  ningún Pedro Guerra en el listado de  conquistadores recogido por Lobo e inserto en su libro La conquista de Gran Canaria. Por otra parte hemos podido comprobar que la esposa de Alonso de Albaida recibe el nombre de María Guerra y no Catalina. Dejando a un lado pues esta propuesta, avanzaremos nuestra opinión que es bien diferente:
Que existía una estrecha relación de parentesco entre la familia de Isabel Guerra la esposa de Juan de San Lúcar y la de Catalina Guerra, la esposa de Juan de Siberio e hija de Hernán Guerra, el adalid de la conquista de Gran Canaria, era para nosotros una evidencia desde que empezamos los primeros compases de esta investigación. Vean los lectores algunos de los argumentos que tuvimos en consideración:
- En la información que encarga en 1502 Catalina Guerra, esposa de Juan de Ciberio Mujica, el primo del contino real herido en Ajódar y fallecido en Gáldar a principios de 1483,  se emplaza como testigo de la misma a Juan de Sanlúcar aunque este finalmente no comparece, creemos que por el hecho notorio de que su mujer era una pariente muy cercana del informado como su apellido delataba por lo que no podía superar las preguntas generales del interrogatorio.
- Algunos años después, en 1524, Isabel González, la hija de Juan de Sanlúcar e Isabel Guerra hace una curiosa declaración ante el inquisidor Martín Jiménez  (Colección Bute) en la que queda acreditada su relación de parentesco con Juan de Ciberio, el hijo mayor de Catalina Guerra:
“15 de Junio de 1524 años en Canaria, Isabel Gonzalez, mujer de Juan Bartolomé, vecino de esta isla, juró en forma de derecho, y dijo  que puede haber cuatro años poco más o menos tiempo que este testigo viendo que Juan de Civerio su pariente es desposado con una doncella muy honrada y que se está amancebado con una mujer y no hace vida con su esposa, que pensó en su corazón si estaría hechizado y que entonces estando en esta ciudad unas moras de resgate que había traído Vicente de Montedoca, ollero, y habiendo oído decir que una de ellas era mujer muy gran hechicera, que pensó en si este testigo de saber de aquella si habían hecho algunos hechizos al dicho Juan de Civerio para que no pudiese hacer vida con su mujer, y que vino la dicha mora a casa de este testigo, le habló, y le dijo que le dijese si habían hecho a aquel hombre per el dicho Juan de Civerio algunos hechizos, y que la Mora le dijo que sí y que le diese un pedazo de azúcar o una escudilla de miel, y que ella le haría con que se quitase, y que este testigo le dio la dicha miel y el azúcar, y que nunca después la mora le dijo si había hecho algo o si no, y que esta mora no está [en esta] isla sino que la llevaron a resgatar y fue resgatada, etc. fol. 249”
- Pero fue Pedro Socorro, el cronista oficial de la villa de Santa Brígida, quien dio definitivo respaldo a nuestra disquisición aportándonos un precioso documento obtenido en el Archivo Acialcázar. Son las notas mecanografiadas de un  investigador anónimo que en el año 1591 dicen lo siguiente:

INFORMACIÓN SOBRE JUAN DE SAN LÚCAR PRACTICADA EN EL SANTO OFICIO DE LAS ISLAS
Plano de Las Palmas, siglo XVI

“Aparece de este documento que Juan de Sanlúcar fue vizcaíno, de los primeros conquistadores que vinieron a Gran Canaria y que sometida la isla vivió en la comarca de  La Vega donde poseyó mucha hacienda en dicho término hacia 1521 el año de la pestilencia. También que dicho Sanlúcar vivió casado con Isabel Guerra, hermana de Catalina Guerra, la mujer de Juan de Civerio, habiendo tenido del matrimonio a Juan Guerra y a Isabel González, mujer que fue de Hernando Moro, hijo de otro Hernán, siendo nietos de estos: Isidro Ravelo, Mariana de Fonseca,
mujer de Juan Rico, portero del Santo Oficio, e Isabel Guerra, mujer de José Díaz, familiar y alcaide del mismo tribunal. Todos los cuales vivían en 1591. Que Juan de Sanlúcar dio principio a la obra de la Iglesia de Santa Brígida terminándola su mujer, que fueron patronos de su capilla mayor; que dejaron un parral a beneficio de dicha iglesia”.
COMENTARIOS:
El investigador anónimo del Acialcázar parece estar bien documentado aunque la información que copia contiene algunos errores pues cita a Isidro Ravelo, Mariana de Fonseca e Isabel Guerra como nietos de Juan de Sanlúcar cuando en realidad son bisnietos suyos, hijos como sabemos de Ana González y nietos de Isabel González. Plantea asimismo que Hernán Moro el que fue segundo marido de Isabel González es hijo de otro Hernán lo cual no tenemos muy claro como luego explicaremos. En cuanto a lo que ahora nos preocupa, el texto no deja lugar a dudas al respecto de la relación de hermanas entre Catalina e Isabel Guerra.
Nos preguntamos de inmediato cómo es posible, si efectivamente eran hermanas, que Isabel no haya sido partícipe de la demanda de compensaciones que supuso la información de 1502 solicitada por Catalina como única heredera viva de Hernán Guerra y María May, sus padres, información que extrañamente fue remitida a la corte dos años después de realizada, ya en 1504. Explicaremos en la segunda parte de este trabajo el descarado apaño que supuso dicha Información.
La relectura ahora de la segunda pregunta  que Catalina Guerra dirige a los testigos nos aclara algunas cosas acerca de la cuestión planteada:
“Ítem serles ha más preguntado a los dichos testigos si saben y oyeron que el dicho Fernán Guerra siendo casado legítimamente hubo y procreó con María May, su legítima mujer a Catalina Guerra, mujer de Juan de Ceberio, por su hija legítima y otros hijos que son fallecidos; y la dicha Catalina Guerra fue habida y tenida por su hija legítima del dicho Fernán Guerra”.
Es evidente que la pregunta  se refiere a la descendencia legítima de sus padres pues ella es efectivamente la única de sus hijos que vive por entonces. Hemos de pensar en consecuencia que Isabel es hija natural de su padre, habida por este con mujer que desconocemos. Le fecha de su nacimiento puesto que Isabel tiene hijos hasta 1510 (bautismo de Antón, el último de sus hijos inscritos en el libro primero de bautismos del Sagrario) habría que situarla en torno a 1470 en Lanzarote, mucho antes del fallecimiento de Fernán Guerra en 1485, en un trágico desenlace a manos de los guanches en la última de sus correrías de rapiña en la isla de Tenerife.  La fecha del matrimonio de Isabel con Juan de Sanlúcar estimamos que puede situarse sobre 1490.
La hipótesis que sostenemos (que Isabel es una hija natural  de Hernán Guerra) afectaría por igual a María Guerra, la esposa de Alonso de Albaida, hermanastra de las anteriores. Nos basamos para decir esto en el testamento de Ana Guerra, hermana de Hernán Guerra, mujer de  Luis Guerra, difunto, realizado en 1509 ante Cristóbal de San Clemente, gentilmente aportado por Pedro Socorro. En este documento Ana cita  a su hermana Beatriz Guerra, vecina de Tenerife y a Catalina, hija de Alonso de Albaida “mi sobrino” (la tal Catalina, también de apellido Guerra, es una hija de Alonso de Albaida y de María Guerra). El único hijo de la testadora, el beneficiado Luis Guerra, era difunto por entonces por lo que Ana manda que sus bienes los haya y los herede la fábrica de la iglesia de Santa Ana a la cual deja por su legítima y universal heredera.
Si Alonso de Albaida, el esposo de María Guerra, es su sobrino esto quiere decir que María es hija de un hermano o hermana suya. Puesto que, gracias a la conservación de sus testamentos dictados en Tenerife, conocemos la descendencia completa de Beatriz Guerra solo nos queda pensar que María es asimismo hija natural de Hernán Guerra el adalid, si bien podría serlo de otro hermano o hermana que desconocemos.

JUAN BARTOLOMÉ O HERNÁN MORO E ISABEL GONZÁLEZ
Tenemos serias dudas sobre la identidad del esposo de Isabel González que fue efectivamente el padre de su hija Ana González, por quien prosigue el linaje que hoy estudiamos. Ambos personajes fueron sus esposos. Con el primero, Juan Bartolomé, del que desconocemos su origen, Isabel tuvo hijos en el periodo comprendido entre 1510 y 1524. Con su segundo marido, Hernán Moro, de origen portugués, no tenemos  constancia  en el libro primero de bautismos de El Sagrario de que haya tenido hijos con ella.  
En la Información de génere de Isabel Guerra (esposa de José Díaz) de 1594,  que es una de las nietas de Isabel González, llamada como pueden ver como su bisabuela, se plantea la duda al respecto de quién es su abuelo por parte de uno de los testigos, Antonio Díaz, escribano de la catedral de Canarias, de 80 años de edad por entonces, cuando dice:
“A la 1ª pregunta dijo que conoce  a la dicha Isabel Guerra mujer del dicho José Díaz el cual conocimiento es de haberle tratado desde que nació, que será de 50 años. A la 2ª pregunta dijo que conoció a sus padres: Diego Ravelo, espadero, y su mujer (Ana González) que no sabe si fue hija de Juan Bartolomé o Hernán Moro…”
Mucho tiempo después sin embargo  un descendiente de Isabel González, el Ldo. Juan Ravelo de Quevedo, el que fue cura de Teror, dicta en su testamento que desea ser enterrado en la tumba de su bisabuelo Hernán Moro.
Nos planteamos entonces esclarecer el asunto, aunque la respuesta  no sea relevante para nuestro estudio sobre los Guerra por el hecho de ser colaterales, y para ello acudimos en primer lugar a la escribanía  de Cristóbal de San Clemente en Las Palmas en busca de pistas:
EXTRACTO DE ALGUNOS DOCUMENTOS DE LA ESCRIBANÍA DE CRISTÓBAL DE SAN CLEMENTE ORDENADOS CRONOLÓGICAMENTE QUE GUARDAN RELACIÓN  CON JUAN BARTOLOMÉ Y CON HERNÁN MORO
3 de noviembre de 1519
Esteban Afillado, portugués, morador de la ciudad de Tavira estante maestre de su carabela Nazareth surta en el puerto de la Isletas la fleta a Juan Bartolomé vecino … para con la buenaventura ir de armada a la berbería contra los moros… Un tal Francisco Guerra es socio y fletador.
8 de noviembre de 1522
Ana de Serpa mujer de Antonio de Casares difunto arrienda a Juan Bartolomé y a Juan Guerra su cuñado vecinos de la isla 5 fanegas de tierra de sequero en el término de Tamaraceite.
3 de febrero de 1524
Juan Bartolomé, recibo de deuda por valor de 40 doblas por un esclavo negro…
28 de julio de 1528
Isabel González, mujer de Juan Bartolomé, difunto, reconoce deber a Fernán Blanco 6 doblas de oro
22 de diciembre de 1530
Isabel González,  mujer de Hernán Moro, dote a Alonso Hernández Robles para que casara con Catalina González, hija de la dicha Isabel y de Juan Bartolomé, su primer marido, ante Pedro Ortiz, documento protocolado ante Sebastián de Saavedra en 1621 f 45 a instancia de Alonso de Robles, nieto de aquella.
(Se casan al parecer dos hermanastros sin lazos de sangre entre ellos: una hija de Isabel y Juan Bartolomé con un hijo de Hernán Moro 1 y Violante Pérez)
19 de mayo de 1533
Hernán Moro, herrero, vecino de Gran Canaria otorga carta de dote de Leonor Robles su hija legítima y de su primera mujer Isabel Rodríguez, difunta, pues se va  a casar con Francisco Sánchez,  labrador y vecino  de la isla… Además se obliga  a entregarle lo que se recupere de los bienes que Leonor de Robles aportó a su primer matrimonio con Francisco Déniz, difunto, quien los vendió y sobre lo cual Hernán Moro en nombre de su hija sigue reclamando... Testigos: Pedro García vº de Arucas, Francisco de Ortigosa, Alonso Hernández herrador, Francisco Pérez , Hernán Moro el mozo y Juan Delgado. Por no saber, Hernán Moro.
(Atención al hecho de que su hijo Hernán Moro 2 el mozo es testigo de la dote y firma en nombre de su padre por este no saber. También al hecho de  que Alonso Hdez de Robles es el hijo de Hernán Moro 1 y de Violante Pérez nacido en 1505, quien era herrador como su padre).
11 de noviembre de 1535
“Hernán Suárez y Leonor Robles, su mujer, hija de Hernán Moro, vecinos de Gran Canaria, dicen que el dicho Hernán Moro dio en dote a Leonor unas tierras del doctor de la Mata y de Juan Bajo y con el barranco de los canales y por ellas 80 doblas de oro que sobre estas tierras Hernán Moro en nombre de su hija trata pleito con Juan Lorenzo, maestre de azúcar, vecino que está presente, el cual las hubo y compró de Leonor y Francisco de Niz su primer marido y en esta venta fue fiadora de saneamiento Magdalena Fernández, madre de Francisco de Niz, a la cual Lorenzo le ha pedido que le haga sanas y ciertas las dichas tierras... Testigos: Maestre Pedro, cirujano, Juan Álvarez, boticario, Luis de Betancor y Antón de Mederos vecinos y estantes”
NOTICIAS SOBRE SU DESCENDENCIA EN EL LIBRO 1º DE BAUTISMOS
-Hijos del matrimonio formado por Hernán Moro e Isabel Rodríguez son: Diego en 1503, Hernán en 1508, Leonor en 1510, María en 1512, Juan en 1516, Bernardina en 1518 y otra Bernardina en 1520
Hemos podido obtener el nombre de adulto de algunos de ellos en los protocolos de Alonso Hdez y Fdez de Chávez en los años 60 (Las Palmas y Telde respectivamente): Diego López puede ser el mismo que casado con Elvira Hernández tuvo a Isabel López, la esposa  de Juan de Quevedo; Hernán Moro de Robles, calcetero,  que fue también alcaide de la cárcel, casó con Beatriz Moreno; Leonor Robles, casada primero con Francisco Déniz, lo hizo luego con Francisco Sánchez y más tarde con Hernán Suárez; María de Robles o María Rodríguez, estuvo casada con Juan Rodríguez de Cubas; acerca de Juan y Bernardina no tenemos noticias.
Tenemos además referencia en cierto documento de la existencia de otra hija de Isabel González llamada Isabel Rodríguez que extrañamente tiene el nombre de la primera esposa de su marido por lo que procedemos a adjudicarla a dicho matrimonio. Se trata de un contrato como aprendiz de platero de su nieto Andrés, hijo de Juan Poleón e Isabel Rodríguez, su hija (sic), suscrito ante el escribano Alonso Hernández en enero de 1559.
 (Hay que decir para evitar confusiones que otro Hernán Moro tiene hijos, casi al tiempo que su homónimo, con una tal Violante Pérez, que son: Juan en 1503 y Alonso en 1505. ¿Son hijos del mismo personaje habidos con una esclava o manceba o hijos del padre del mismo? Nos decantamos por pensar que es la misma persona que tiene hijos con dos mujeres distintas a un tiempo. La confusión viene dada porque Hernán Moro 2, hijo de Hernán Moro 1, recibe tierras en repartimiento en 1536. Nosotros pensamos que el agraciado fue en esta ocasión Hernán Moro de Robles el hijo de Hernán Moro e Isabel Rodríguez nacido en 1508, es decir que el tal Hernán era ya mayor de edad y estaba casado cuando recibió el repartimiento en esa fecha).
-Hijos del matrimonio formado por Juan Bartolomé e Isabel González registrados en el libro primero de El Sagrario son: en 1510 una niña sin nombre, Catalina en 1514, Leonor en 1516, Juana en1518, Juan en 1520 y Francisca en 1524.
En este caso, gracias a los protocolos de Alonso Hernández y Fernández de Chávez estamos en disposición de poder  señalar la identidad de adultos de la práctica totalidad de la prole:
-La niña nacida en 1510 puede ser Isabel Guerra casada con Melchor de la Puebla quienes bautizan a una hija llamada Inés en El Sagrario en 1529.
-Catalina González es la ya citada que casó con Alonso Hernández de Robles quien creemos que es el hijo de Hernan Moro y de  Violante Pérez nacido en 1505.
-De Leonor no tenemos noticias por lo que podemos pensar que falleció siendo niña También pudiera pensarse que le cambiaron el nombre para evitar la confusión con la  hija de su padrastro, también llamada  Leonor, nacida seis años antes que ella. Esta podría ser, en este endeble supuesto, nuestra Ana González.
-De Juana González sabemos que casó en primeras nupcias con Juan Yánez con quien tuvo a Felipe y posteriormente casaría con Martín Álvarez con el que procrea a Andrés y Juana.
-De Juan Bartolomé sabemos que es vecino de Telde a fines de los años 60 del siglo.
-De Francisca Guerra sabemos que casó con Francisco Cobo.
DEDUCCIONES A PARTIR DE TODOS LOS DATOS RECABADOS
Concluimos con la idea de que Hernán Moro 1, herrador de oficio, nacido en Portugal tuvo hijos con dos mujeres diferentes: Violante Pérez, su probable esclava o manceba, e Isabel Rodríguez, su primera esposa. Casará posteriormente con la viuda Isabel González, la hija de Isabel Guerra, sobre 1530, cuyo primer marido había sido Juan Bartolomé. No nos consta que Hernán Moro tuviera descendencia de este segundo matrimonio habiendo fallecido en los años 50. Con la defunción de su segunda esposa, Isabel González, podemos ser algo más precisos pues consta ante Alonso Hernández que aún vivía el 9 de enero de 1559  y aparece ya citada como difunta en otro documento de 23 de enero de 1560 ante el mismo escribano:
“Donación que Alonso Hernández de Robles, vecino, por sí y como padre legítimo de sus hijos, y Leonor Rodríguez, mujer de Juan Cobo, hijos y herederos de Isabel González, esposa de Hernán Moro, ambos difuntos, hacen a Francisca Guerra, mujer de Francisco Cobo, de una esclava negra llamada Catalina, manca y coja, que procede de los bienes que quedaron de la dicha Isabel González. Hacen la tal donación con la condición de que Francisca Guerra ofrenda la sepultura de Isabel de pan, vino y cera todos los domingos de este año. Testigos: Alonso Peraza, Pedro Sitronela y Pedro de Caria vecinos y estantes”. Fdo: Alonso Hdez de Robles

DIEGO RAVELO Y ANA GONZÁLEZ
Nos hemos decantado por pensar que Ana González es hija del primer matrimonio de Isabel González con Juan Bartolomé. Se trataría de la misma niña nacida en 1516 que fue bautizada como Leonor, y a quien se le debió cambiar el nombre para no confundirla con su hermanastra homónima, que era seis años mayor que ella. La tal Leonor sería en este supuesto una moza de aproximadamente 15 años cuando su madre se vuelve a casar con  Hernán Moro. Será este pues el que ejerciendo de padre conviva con ella algunos años y quien la dote posteriormente, sobre 1540, para su casamiento con el también portugués Diego Ravelo. De ser esto así, Ana habría casado a una edad próxima a los 25 años.
Otra posibilidad que podría contemplarse es que Ana pueda ser la primera y única hija habida del matrimonio entre Hernán Moro e Isabel González. Decimos esto porque Isabel tuvo su primer hijo en 1510 y por tanto podía estar todavía en edad fértil cuando casó en segundas nupcias con Hernán Moro sobre 1530. De ser esto así, su hija Ana habría casado muy joven, con menos de 20 años.
Hemos tenido en cuenta para hacer ambas aproximaciones que Diego Ravelo estuvo casado anteriormente con un tal María Hernández con quien tuvo un hijo de su mismo nombre que fue bautizado en Las Palmas en 1537 aunque este al parecer no prosperó pues uno de los testigos de la información de 1594 de la que luego hablaremos declara que “también tuvo el dicho Ravelo otra mujer primero con quien fue casado con la cual no tuvo hijos”.
Cuadraría todo esto con el hecho de que los hijos de Ana y Diego hayan nacido en los años 40 según deducimos de la Información de génere de Isabel Guerra, hija de Diego Ravelo y Ana González,  a quien se da por nacida sobre 1545 (los testigos dicen que tiene más o menos 50 años en 1594).
De la dote otorgada por los padres de Ana para casar con Diego Ravelo, documento que no hemos localizado, tenemos referencia tardía en otro documento muy posterior, de 6 de diciembre de 1558, ante Alonso Hernández:
“Traspaso de censo que Diego Ravelo vecino hace a Isabel González, mujer de Hernán Moro, padres de Isabel (sic) González, su mujer, del tributo de 4 doblas que recibió entre
Mesao Frio, Portugal. Foto: Mauricio Abreu
otros bienes dotales
que paga Francisco Díaz, pescador, vecino, impuesto sobre unas casas en las que hay dos moradas juntas sitas al cabo de Triana…Testigos: Alonso Benítez, Gonzalo Pérez, vecinos de Santa Brígida y Juan de San Juan, hijo del dicho Alonso Benítez”. Fdo: Diego Ravelo.
En relación con la descendencia de este matrimonio tenemos certeza de que tuvieron como hijos: a Isidro Ravelo, casado con Elvira de Quevedo, por quien continuará la línea; a Mariana  de Fonseca, casada con Juan Rico; y a Isabel Guerra, casada con Hernando Galván y también con José Díaz.
Acerca de la genealogía de ambos cónyuges y de otras circunstancias relevantes de su vida y de la de sus descendientes contamos con valiosa documentación  que les vamos a mostrar siguiendo un orden cronológico:
A) LA LIMPIEZA DE SANGRE DE DIEGO RAVELO DE 1576
LAS CUATRO PRIMERAS PREGUNTAS DEL INTERROGATORIO
1. Primeramente si conocen al dicho Diego Ravelo de cuya información se trata, declaren los testigos cómo es el conocimiento y de qué tiempo y la edad que tiene el dicho Diego Ravelo.
2. Ítem si conocen a Gonzalo Ravelo y a su mujer Mariana de Fonseca, padre y madre del dicho Diego Ravelo, y si saben de dónde eran naturales y han vivido y son vecinos y de qué tiempo y cómo es el conocimiento.
3. Ítem si conocen a Vicente Ravelo y a su mujer, padre y madre del dicho Gonzalo Ravelo, abuelos por parte de padre del dicho Diego Ravelo, y si tienen noticias de los demás ascendientes por parte de padre; declaren cómo es el conocimiento y de qué tiempo y de dónde son naturales y han sido vecinos y han tenido domicilio.
4. Ítem declaren los testigos el padre y la madre de la dicha Mariana de Fonseca, madre del dicho Diego Ravelo, y si tienen noticia de los demás ascendientes de parte de madre; declaren cómo es el conocimiento y de qué tiempo y de dónde son naturales y tenido domicilio porque acá no se sabe el nombre de ellos.
El resto de preguntas hasta la undécima inclusive no tiene mayor interés genealógico.
EXTRACTOS DE LAS RESPUESTAS DE ALGUNOS TESTIGOS
- Antonio Mateos natural de Aveiro (Portugal) de 40 años  declara: “que lo conoce desde hace más cinco años desde que vino a esta isla… y que no conoce a sus padres aunque conoce deudos suyos en Aveiro, que el uno se dice Antonio Ravelo mercader y hombre que rige la república, otro se dice Simón Ravelo que es médico y muchas veces almotacén que es oficio en Portugal que rigen la república y asimismo hay otros muchos parientes de estos que son vecinos muy principales”.
- Fray Diego Sobreras de la Orden de San Francisco de 55 a 60 años declara “que conoce a Diego Ravelo de 36 años a esta parte y que este será de 55 o 60 años poco más o menos…que no conoció a los padres de Diego Ravelo más de que este testigo oyó decir a deudos de este testigo, vecinos y ciudadanos en el Puerto de Portugal, que los padres del dicho Diego Ravelo que allí habían sido vecinos se llamaban Gonzalo Ravelo y su madre Mariana de Fonseca y esto era público y notorio, los cuales supo este testigo que eran vivos y vivían en un pueblos que se dice Meson Frio en el Reino de Portugal y este testigo yendo desde esta isla a Portugal el dicho Diego Ravelo le dio cartas para los dicho sus padres y en la dicha ciudad de Oporto las dio a Lope Ravelo, primo del dicho Diego Ravelo, para que se las encaminase y estando en la dicha ciudad tratando este testigo con sus deudos tuvo noticias que los padres del dicho Diego Ravelo eran cristianos viejos y gente limpia…”
- Amador Garcés, portugués, natural de la ciudad del Puerto, estante en esta isla que como está muy enfermo en cama y no puede presentarse ante el tribunal declara en el Hospital San Martín a 19 de agosto de 1576 ante el reverendo padre Andrés de Morón, cura de la catedral,  por mandato del Señor Inquisidor Ortiz de Funes,  dice: “que conoce a Diego Ravelo de vista, que conoce igualmente a Gonzalo Ravelo y Mariana de Fonseca, sus padres, los cuales son naturales de Lamego y vecinos y que los conoce de 30 años a esta parte y les oía nombrar y vido que el dicho Gonzalo Ravelo traía en la dicha ciudad de Lamego vara de breador que es cosa honrosa en Portugal y que oyó decir en la dicha ciudad que los dichos Gonzalo Ravelo y Mariana de Fonseca tenían en esta isla de Canaria un hijo que se llamaba Diego Ravelo el cual era barbero y espadero”.
- Gregorio Fernandes, zapatero portugués, natural de la villa de Meson Frio, de 36 años en la ciudad de Canaria a 7 de diciembre del mismo año declara que “conoce a Diego Ravelo de 12 años  a esta parte y que este será de edad de más de 50 años, que conoció en la villa de Meson Frio a Gonzalo Ravelo y Mariana de Fonseca, su mujer, padres del dicho Dº Ravelo, los cuales son naturales de la dicha villa y eran vecinos al tiempo que este testigo los conoció habrá 20 años poco más o menos”.
COMENTARIO: 
No aparece el interrogatorio referido a la limpieza de sangre de Ana González, la esposa de Diego Ravelo. Pensamos que es de este “documento perdido”  de donde se obtiene la información sobre Juan de Sanlúcar que consta en el Acialcázar donde se precisaba que Isabel Guerra, su esposa, era hermana de Catalina Guerra, la mujer de Juan de Civerio. Quizá no interesaba airear esta relación porque de ello se podía deducir que Isabel Guerra no era hija legítima.
Publicaremos en segundo lugar una curiosa testificación de Diego Ravelo ante el Sr. Inquisidor a petición propia dando cuenta como alcaide de las cárceles secretas de ciertas extrañas cosas que tienen lugar durante la noche en las celdas de las que es responsable:
B) UNA TESTIFICACIÓN DE DIEGO RAVELO EN 1578
“En Canaria a 8 de febrero de 1578 estando el Sr. Inquisidor Ldo. Ortiz de Funes en audiencia de la mañana apareció en ella sin ser llamado Diego Ravelo alcaide de las cárceles e hizo relación diciendo que estando esta mañana en las cárceles abriéndola compuertas llegando al aposento de catalina Báez y su compañera que está junto al de Martínez una pared, las susodichas dijeron a este que declara que ayer tarde Martínez le había dado golpes en el tabique y dicho tuvieran cuenta cómo andaba fuera Pascuala que estaba hablando con el mulato Antón que decía  a los presos que con él están ¿no los oís vosotros? Ten en cuenta como anida fuera una presa, y que el Pedro González le respondió que él no veía ni oía nada, y este declarante se vino y tentó todas las cerraduras de las
Firma de Diego Ravelo
cárceles y dijo ¿qué presa es una que anduvo ayer tarde por aquí? Y Ramón le respondió que si tal hubiera, que presa anduvo fuera, el señor inquisidor le de grandes azotes por todos ellos, que ello quiere pagar si tal lo hubiere y este fue  a la cárcel de debajo de la audiencia y sacó al mulato Antón y le dijo “Ve macabeo si estas cárceles están todas cerradas” y él estuvo mirando y como las vio cerradas dijo que el dicho Martín levantaría este testimonio como otros que ha levantado y que no anda sino por echarlos a perder y

que le pidiese audiencia sobre este negocio ansí parece citado como el Antón y así se le pidió a su señoría y que esto es la verdad so cargo del juramento que le fue tomado se le hizo y perseveró y le fue mandado que traiga uno de estos que ha pedido la audiencia y firmó ante mí, Alonso Valdés”.
Los presos a los que se toma declaración posteriormente,  todos los cuales niegan lo ocurrido, son Antón, mulato, Pascuala, Ramón y Sebastián Hernández, portugués.
C) INFORMACIÓN DEL LINAJE DE ISABEL GUERRA DE 1594 PARA QUE JOSÉ DÍAZ SU MARIDO FUERA NUNCIO
GENEALOGÍA DE ISABEL GUERRA SEGÚN ESTA INFORMACIÓN
LAS CUATRO PRIMERAS PREGUNTAS DE LA INFORMACIÓN DE 1594
Por las preguntas siguientes serán preguntados los testigos que se han de examinar para averiguación de la limpieza del linaje de Isabel Guerra, mujer de José Díaz.
1º Primeramente si conoce a la dicha Isabel Guerra de cuya información se trata, declaren los testigos cómo es el conocimiento y de cuánto tiempo y la edad que tiene la dicha Isabel Guerra.
2º Ítem si conocen a Diego Ravelo y a Ana González su mujer padre y madre de la dicha Isabel Guerra y si saben de dónde son naturales y han venido y sido vecinos y de qué tiempo y cómo es el conocimiento.
3º Ítem si conocen o conocieron a Gonzalo Ravelo y a Mariana de Fonseca padre y madre del dicho Diego Ravelo abuelos por parte de padre de la dicha Isabel Guerra, declaren cómo es el conocimiento y de qué tiempo y de dónde son naturales y han sido vecinos y tenido domicilio
4º Ítem si conocen o conocieron a Hernán Moro e Isabel González padre y madre de la dicha Ana González y abuelos por parte de madre de la dicha Isabel Guerra y de dónde son naturales y han sido vecinos y tenido domicilio, declaren los testigos cómo es el conocimiento y de qué tiempo
El resto de preguntas hasta la undécima inclusive no tiene en nuestra opinión mayor interés genealógico.
EXTRACTOS DE LAS RESPUESTAS DE ALGUNOS TESTIGOS
El primer testigo Antonio Díaz, de 80 años, escribano de la Catedral de Canaria dijo: “que conoce  a la dicha Isabel Guerra mujer del dicho José Díaz …desde que nació, que será de 50 años poco más o menos…y que conoció a Diego Ravelo espadero y su mujer que no sabe si fue hija de Juan Bartolomé o Hernán Moro con la que tuvo por su hija a la mujer de Juan Rico y a la del dicho Ravelo y que no se determina si tuvo más hijos y que también tuvo el dicho Ravelo otra mujer primero con quien fue casado con la cual no tuvo hijos y que la mujer  del dicho José  Díaz fue primero casada con Hernando Galván tundidor y entiende que fue hija del dicho Diego Ravelo y que sabe que el dicho Diego Ravelo es natural del Reino de Portugal no sabe de qué lugar y que la mujer segunda del dicho Diego Ravelo que arriba dije que fue hija de Juan Bartolomé o de Hernán Moro es natural de esta ciudad y vecina de ella”.
El segundo testigo Juan López, de 72 años, procurador de la real Audiencia, aporta: “que sabe que Isabel ha más de 40 años que nació y que conoció a Hernán Moro e Isabel González su mujer la cual fue primero casada con un Juan Bartolomé vecino de esta ciudad y que el dicho Hernán Moro y la dicha Isabel González fueron padre y madre de la mujer del dicho Ravelo y abuelos por parte de madre de la dicha Isabel Guerra mujer del dicho José Díaz y por tales los conoció a los dos y que no tiene noticias de los demás ascendientes por parte de madre aunque a la bisabuela de la dicha Isabel Guerra, madre de Isabel González, mujer de Hernán Moro, este testigo la conoció…”
El resto de los testigos a los que ahora presentaremos no aportó nada relevante:
3º testigo: Diego Osorio, racionero de esta catedral, clérigo presbítero, de 73 años
4º testigo: Gaspar de Betancor, vecino de esta ciudad de 60 años.
5º testigo: Lorenzo de Palenzuela de 58 años  escribano público y del Juzgado de Indias.
6º testigo: Gaspar de Alarcón de 64 años alguacil mayor de la isla.
CONTINUIDAD DEL LINAJE PARA FACILITAR LOS ENTRONQUES
ISIDRO RAVELO Y ELVIRA DE QUEVEDO
El testamento que sabemos que dictó Isidro Ravelo en 1623 no lo hemos localizado.
Elvira de Quevedo, la esposa de Isidro, es hija de Juan de Quevedo e Isabel de Arcos y nieta por línea paterna de los fundadores de la estirpe en Gran Canaria Juan Sánchez Quevedo y María Vélez a quienes dedicaremos un artículo en exclusiva más adelante dada la relevancia de este apellido en la genealogía de Gran Canaria.
Hijos de Isidro Ravelo y Elvira de Quevedo que constan en nuestro archivo son:
Gregorio Ravelo por quien sigue la línea que estamos trazando; María Vélez casada en Tunte en 1625 con Alonso Pérez Magás 2, hijo de Juan Magás y María de Candelaria, fallecida sin sucesión al poco de haberse casado; Isabel de Quevedo  dotada en 1622 para casarse con Andrés Guerra, hijo de Simón Martín y Melchora Magás, con sucesión de dicho matrimonio; Ana Guerra Ravelo casada con Francisco Nuez, con sucesión; Juan de Quevedo Ravelo casado con María Ardid Aríñez; y el Ldo. Diego Ravelo, presbítero que fue de Teror.
GREGORIO RAVELO Y FRANCISCA PÉREZ
No aparece la partida de este matrimonio por lo que aportamos otros documentos que garantizan igualmente el entronque: las partidas de bautismo de ambos cónyuges y en el epígrafe siguiente la de matrimonio de uno de sus hijos.
Iglesia de Santa Brígida (La Vega), Libro 1 - Folio 56 - Año 1602
"Día de San Juan Bautista de 1602 bauticé yo fray Francisco Rodríguez cura en Santa Brígida de la Vega en Canaria  a Gregorio hijo de Isidro Ravelo y de Elvira de Quevedo su legítima mujer fue su padrino don García… y por ser todo así verdad lo firmé de mi nombre que es fecho ut supra”. fray Francisco Rodríguez.
Iglesia de Ntra. Sra. del Pino - Teror, Libro 1 - Folio 35 Vto - Año 1613
 "En Terore 13 días del mes de octubre de 1613 años yo Francisco de Escobar Cura de este dicho lugar bauticé a Francisca hija de Hernando Pérez y de Isabel Díaz su mujer, fue su padrino Salvador de Quintana, todos vecinos de este lugar, fuesele advertido el parentesco espiritual en fe de lo cual lo firmé”.  Francisco de Escobar.
Gregorio Ravelo parece ser que había casado en 1633 con María Navarro, hija de Francisco González y de María Rivera, y poco después lo haría con Francisca,  la hija de Hernando Pérez e Isabel Díaz del Río. Hizo testamento ante Bartolomé de Mirabal en 1648. Fueron hijos de este matrimonio: Isidro Ravelo Guerra nacido en 1638 (casado con Sebastiana Navarro); Sebastián Pérez Quevedo, nacido en 1642, por quien sigue la línea, y Fernando Pérez Quevedo bautizado en 1644 (casado con María de Candelaria).
SEBASTIÁN PÉREZ QUEVEDO Y LEONOR SUÁREZ TRAVIESO
Si estamos atinados, Sebastián, nacido en junio de 1542, se habría casado a fines de 1657, a la edad de 15 años,  con Leonor, de 18 años. Aunque anómalo es posible. 
Iglesia Nuestra Señora del Pino Teror, Libro 1 - Folio 48 Vto - Año 1657
"En Teror en 28 de noviembre de 1657 yo el Bachiller Antonio de Montesdeoca cura del lugar casé a Sebastián Pérez de Quevedo hijo legítimo de Gregorio de Quevedo y de Francisca Pérez, todos vecinos de este lugar, con Leonor Suárez hija legitima de José Hernández y de Agustina Báez fueron testigos el Alcalde y Capitán Juan de Quintana y otros muchos de que doy fe y lo firmé”. El Br.Montesdeoca."
GREGORIO QUEVEDO Y CATALINA DE VEGA
Iglesia Nuestra Señora del Socorro - Tejeda, Libro 2 - Folio 8 - Año 1698
 "En el lugar de Tejeda en 20 días del mes de octubre de 1698 yo fray Salvador Pérez predicador y Religioso de la orden de mi Padre San Agustín y Cura de la Parroquial de nuestra Señora del Socorro de este dicho lugar casé y velé in facie ecclesiae a Gregorio de Quevedo hijo legítimo de Sebastián de Quevedo y de Leonor Suárez su legítima muger difuntos vecinos que fueron del lugar de Teror y a Catalina de Vega hija legítima de Bartolomé de Vega y de Isabel Lorenzo su legítima mujer difuntos vecinos que fueron de este dicho lugar… fueron testigos Juan Delgado Suárez, alcalde de este dicho lugar y José de Alvarado y Pablo Alonso y otros muchos todos vecinos de este dicho lugar y para que conste lo firmé ut supra”. Fray Salvador Pérez.
SEBASTIÁN QUEVEDO Y MARÍA CANINO
Iglesia Nuestra Señora del Socorro - Tejeda, Libro 3 - Folio 51 Vto - Año 1739.
"En el lugar de Tejeda en 5 del mes de octubre de 1739 años Yo Esteban de Sosa y Quintana casé y velé a Sebastián Quevedo con María Canino hija legítima de Joan Canino y de María Montesdeoca y de Gregorio Quevedo y Catalina de Vega vecinos de este lugar fueron testigos D. Juan Sarmiento y José Martin y Antonio Medina y para que conste lo firmé en dicho día, mes y año”. Sebastián de Sosa y Quintana."
JUANA JOSEFA CANINO Y FRANCISCO TRAVIESO
Iglesia Nuestra Señora del Socorro - Tejeda, Libro 3 - Folio 121 - Año 1770.
"En el lugar de Tejeda en 2 días del mes de agosto de este año de 1770 yo D. Juan Cabrera cura de dicho lugar Casé in facie ecclesiae a Francisco Travieso hijo legítimo de Francisco Travieso y de Josefa Mederos con Juana Canino hija legítima de Sebastián Quevedo y de Maria Canino …siendo testigos… Juan Rodríguez, José Rodríguez y Gabriel Antonio de Quintana y para que conste lo firmé” Juan Cabrera Umpiérrez.
Mª CONCEPCIÓN CANINO Y FRANCISCO GONZÁLEZ CANINO
Iglesia Nuestra Señora del Socorro - Tejeda, Libro 4 - Folio - Año 1795
 "En el lugar de Tejeda a 11 de febrero de 1795 años. Yo D. Diego Navarro cura de esta Parroquial de Nuestra Señora del Socorro Casé y Velé in facie ecclesiae a Francisco Antonio González hijo legítimo de José González y de Jerónima Canino, difunta en Guardaya,  y a María de la Concepción Travieso hija legítima de Francisco Travieso y de Juana Quevedo, difuntos; …siendo testigos presentes D. Agustín Tovar, D. Diego José Mederos, D. Antonio Trenzado y otros vecinos de este lugar y para que conste lo firmé”. Diego Navarro.
JUANA Mª GONZÁLEZ CANINO Y JUAN ANTONIO GONZÁLEZ SUÁREZ
Iglesia Nuestra Señora del Socorro - Tejeda, Libro 4 y 5 - Folio 20 - Año 1821
"En la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Socorro del lugar de Tejeda a 27 de marzo de 1821 yo el infrascrito Cura casé in facie ecclesiae a Juan Antonio González hijo legítimo de José Antonio González difunto y de María Ortega naturales y vecinos de la Vega de Santa Brígida, con Juana María González natural y vecina de este de Tejeda e hija legítima de Francisco González difunto y de María Concepción Canino fueron amonestados en tres dias festivos de lo que no resulto impedimento alguno… fueron testigos  Francisco González y José Travieso vecinos de este pueblo y para que conste lo firmé”. Juan Pedro Saavedra."
ANTONIO GONZÁLEZ GONZÁLEZ Y Mª CONCEPCIÓN PÉREZ LÓPEZ
Iglesia de Santa Brígida (La Vega), Libro 7 - Folio 102 vto - Año 1847.
 "José González hijo legitimo de Juan González y Juana Canino y María de la Concepción Pérez hija legitima de Lucas Pérez y María López fueron casados por mí el infrascrito Presbítero teniente cura de esta parroquia, el día 31 de octubre de 1847… fueron testigos Agustín Afonso, Don Diego de Vega y José Robaina, todos son vecinos de este lugar y para que conste lo firmé”. José de Quintana
ANTONIO GONZÁLEZ PÉREZ Y Mª PINO ESTÉVEZ TROYA
Iglesia de Santa Brígida (La Vega), Libo 9 - Folio 32 vto – Nº 12 - Año 1869
 "En el pueblo de La Vega de Santa Brígida diócesis y provincia de Canarias a 6 de septiembre de 1869, yo el infrascrito cura párroco propio de dicha parroquia casé y velé in facie ecclesiae … a Antonio González natural y vecino de este pueblo de estado soltero, jornalero de 22 años hijo legitimo de Antonio González y María de la Concepción Pérez, con María del Pino Estévez de estado soltera, hija legitima de Juan Estévez y Juana de Troya, de 24 años, todos vecinos de esta jurisdicción y pago del Exmonte, … siendo testigos presentes José Troya, Manuel Estévez y otros todos vecinos y labradores propietarios y para que conste lo firmó” Sebastián Calderín.

RECAPITULACIÓN FINAL
Sevilla, siglo XVI. Autor: Alonso Sánchez Coello
Con la aparición en el cuadro de mi tatarabuelo Antonio González vecino de La vega concluimos por hoy la tarea no sin antes hacer una breve recapitulación sobre la relevancia  de la impronta que deja en las islas la ciudad de Sevilla de donde  es oriundo Fernán Guerra el iniciador de la estirpe de los Guerra en Gran Canaria. Fernán es con toda probabilidad natural de Sevilla con ascendientes en la guarda y colación de Triana, barrio marinero al otro lado del Guadalquivir,  cuya denominación  se repite en el plano del Real de Las Palmas en el barrio nuevo o de Triana que queda al otro lado del Guiniguada. La mención al respecto de la ciudad de origen de Fernán Guerra la deducimos de la vecindad en Triana del cómitre Antón Fernández Guerra quien puede ser, según nuestras pesquisas,  ascendiente directo de nuestro personaje, y también del testamento de 1509 de Ana Guerra, hermana del adalid, que manda en una de sus cláusulas que se pague una cantidad a la fábrica de la iglesia de Santa María La Mayor de la ciudad de Sevilla (se refiere a la catedral gótica). Pero de todo esto hablaremos en la continuación de este trabajo en la que poco a poco iremos desgranando la genealogía de los Guerra afincados en Gran Canaria

LA FAMILIA GUERRA EN GRAN CANARIA



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Printfriendly