miércoles, 2 de septiembre de 2015

EXTREMEÑOS EN EL POBLAMIENTO DE TEROR (GRAN CANARIA). FALCÓN Y CASTELLANO

EUGENIO EGEA MOLINA
Revisado y corregido 08/11/2015[1]

A. DE MONTEHERMOSO A TEROR: DIEGO FALCÓN, JUAN CASTELLANO. SU MUJER JUANA LORENZO E ISABEL MACÍAS
Curioso e interesante es el nexo genealógico que mantienen las localidades de Montehermoso y Teror, con un aporte poblacional temprano en Gran Canaria.
En la actualidad, el municipio de Montehermoso, se localiza en la provincia de Cáceres, comunidad de Extremadura. Este se repoben el siglo XIII, al establecerse inicialmente unas 18 familias, procedentes del señorío de Galisteo.
De esta localidad cacereña, se asentaron en la villa de Teror, algunos de sus naturales, alcanzando un importante protagonismo en la descendencia, actuales habitantes en el lugar, así como dispersos entre las islas, de donde pasan a América. 
En la actualidad, numerosas personas mantienen los apellidos Falcón, Castellano o Macías. Muchos más, son los que los tienen como antepasados. 
Todos ellos, tienen su génesis en DIEGO FALCÓN, casado la isleña Marina Domínguez, prima del primero, JUANA LORENZO, matrimoniada con su paisano JUAN CASTELLANO.
También el apellido Macías va a vincularse a la localidad terorense, con la montehermoseña ISABEL MACÍAS, primera mujer de Alonso de San Juan, hija de Pedro Macías e Isabel Macías, naturales de Osorno y vecinos de Montehermoso[2]. Así, Pedro Macías, aparece documentado en el recibo de dote de Diego Falcón, realizado en 3 de noviembre de 1535, ante el escribano público Cristóbal San Clemente (AHPLP prot. 742, nº 108, fol 1462).
De esta manera, en el primer tercio del siglo XVI,  nos encontramos con un pequeño núcleo extremeño en una incipiente villa de Teror.

B. DIEGO FALCÓN Y MARINA DOMÍNGUEZ
DIEGO FALCÓN, Halcón en la grafía primigenia, se trata de una persona conocida en las publicaciones genealógicas, por ser tronco de esta familia y al emparentar una de sus líneas con notorias familias del archipiélago, contando con importantes mayorazgos, cargos y preeminencias, teniendo su espacio propio en el Nobiliario de Canarias (tomo II)[3]
Este apellido, numeroso actualmente en Gran Canaria, también ha transmitido en sus primeras generaciones por vía mujer, motivo por el que no se ha extinguido.
En el año 1535, Diego Falcón queda documentado notarialmente como vecino de Gran Canaria, por lo que podía encontrarse residiendo en la isla, al menos, desde hacía cinco años. Esto se acredita en el recibo de dote obtenido por el casamiento con su mujer, MARINA DOMÍNGUEZ, cuya cuantía se estipulaba en 41.250 maravedís, otorgado ante el fedatario público Cristóbal San Clemente (AHPLP).
A Diego Falcón se le ha titulado como alcalde real y capitán de milicias de la villa de Teror, si ha quedado claro que se trataba de uno de los vecinos más destacados del lugar. 
De sus propiedades se sabe que tenía una huerta y tierras junto a la ermita, a censo de por vida y la de sus herederos, transacción con Juan Pérez de Villanueva (circa 1480-1551), personaje sobresaliente en el lugar y primer patrono de la capilla mayor de su iglesia, construida a su costa. 
Teror. Foto Carl Norman. FEDAC
En 1583, una parte de sus tierras sirvió de para agrandar el templo, en las llamada Huerta de la Virgen, dadas a censo a Diego Falcón por Juan Pérez de Villanueva, transacción escriturada por el actuario Bernardino Vesga en 1551 (AHPLP).
Este Pérez de Villanueva, matrimoniado con María Sánchez de Ortega (AHDC Noticias e Indíces de Protocolos fol. 60), es el primero de su familia que se asentó en Teror, documentado en 1510. Se trata del constructor de la primera ermita y patrono de la misma. El origen de Juan Pérez de Villanueva aún no se ha clarificado y sobre el mismo se presentan varias hipótesis (TRUJILLO YÁNEZ, 2009 y 2012; RODRÍGUEZ DÍAZ DE QUINTANA, 2014).
La Huerta de la Virgen, se localizaría en la actualidad, entre el norte por las calles de la Herrería y La Escuela hasta la acera de la derecha de la calle Real de la Plaza, naciente el Barrio Bajo, y poniente la calle de la Aldea Blanca y Sur la calle del obispo Urquinaona (HERNÁNDEZ JIMÉNEZ, 2002). 
También poseía terrenos en la Montaña de Doramas, donde llaman el Rapador, así consta en escritura notarial de 1572, ante Alonso de Balboa, donde se delimita el mayorazgo de Arucas, instituido por el capitán general de la isla Pedro Cerón y su mujer Sofía de Santa Gadea, describiendo que en el asiento de la montaña de Doramas, en las cuevas que llaman de El Rapador; sobre ellas, unas tierras que lindan con las de Diego Falcón (AA legajo Falcón). Su localización se encuentra entre los actuales municipios de Valleseco y Firgas, en el último tramo del barranco de Monagas (PÉREZ HIDALGO).
El 9 septiembre 1572, Diego Falcón y su mujer María Domínguez, y sus hijas Catalina Falcón, Isabel Gutiérrez y Leonor Falcón, en compañía y con licencia de sus respectivos maridos: Baltasar Hernández, Rafael Alemán y Juan Lorenzo, otorgaron escritura de venta a Domingo Hernández, todos vecinos de Teror, de un pedazo de tierra de sequero de 40 fanegadas del mismo lugar, ante Luis Balboa, fedatario público (AA legajo Falcón).
La descendencia de este matrimonio, es la que sigue:
- CATALINA FALCÓN, nacida en 1538, su bautismo inscrito en el libro 2 de la parroquia del Sagrario Catedral de Canarias, contrajo nupcias con Baltasar Hernández, de profesión barbero, que debió fallecer tempranamente en 1560, al dictar testamento y codicilo, ante Alonso Hernández, por encontrarse enfermo, nombrando como hijas a Anica y Juanica (PÉREZ HERRERO, 1994).
- ISABEL GUTIÉRREZ, su natalicio en 1540, tomó el apellido por línea materna, pues se sabe que Marina Domínguez fue sobrina de Catalina Gutiérrez, posiblemente hermana de su madre. Contrajo matrimonio con Rafael Alemán, viudo de Francisca de Grecia y, al fallecer Isabel, volvió a enlazar con Florencia Rodríguez. Fue hijo de Teresa de Bethencourt.
- LEONOR FALCÓN, inició su vida en 1542. Se unió maritalmente a Juan Lorenzo Castellano, hijo de Juan Castellano y de Juana Lorenzo (tratados abajo); por tanto, ambos eran primos y dispensados en segundo grado de consaguinidad: Diego Falcón, padre de la contrayente, y Juana Lorenzo, madre de Juan Lorenzo, el contrayente, fueron primos. 
Por el padrón de 1595, elaborado por el párroco, el bachiller Juan Rivero[4], sabemos que el matrimonio era fallecido en ese año, y que los hijos solteros que vivían en el domicilio familiar eran Andrés Falcón, Serafín Domínguez (esposo de Sebastiana González), Constantin Lorenzo (dice Constanza. Casó en 1607 con María de Montesdeoca), Ana, María Domínguez (en 1625, Gaspar Barreto se convirtió en su esposo) y Sebastiana. A estos, habría que añadir a Diego Falcón matrimoniado con Lucía Díaz del Río (1586), y a Catalina Falcón casada con Gaspar Hernández que formaron consorcio antes de la fecha de elaboración del padrón.

C. JUAN CASTELLANO Y JUANA LORENZO
JUAN CASTELLANO, modifica su apellido y lo trasciende en Canarias. Así el apelativo de su procedencia, como se trasluce en la información genealógica de su nieto, el canónigo Dr. Baltasar Hernández Castellano[5], al declarar algunos testigos, sitúan el origen en Extremadura.
En las islas existen Castellanos sin relación familiar, entre los que identificamos tempranamente a:
Guillén Castellano (1446-ant.1528) que participó en las conquistas de Gran Canaria, La Palma y Tenerife, actuando como lengua o traductor, al que se le ha adjudicado una ascendencia indígena, por un lado, o castellana, por otro. Casado con Marina Perdomo tuvo al menos 9 hijos; por segunda vez, con Margarita Cabrera, sin sucesión. Con la guanche Elvira Hernández o Sánchez tuvo al menos 4 hijos; así como con varias naturales de Gran Canaria y Tenerife (CEBRIÁN LATASA, 2003).
Pedro Castellanos (1465-circa 1531), hijo de Juan Castellano y Argenta Díaz, vecinos de Cazorla, judíos conversos, repoblador temprano del señorío episcopal de Agüimes, avecindado en Temisas. Su mujer fue Guiomar de Baeza, hija de Luis de Valenzuela y de Isabel Yanez, cristianos viejos naturales de Baeza. Sobre los mismos y su descendencia se puede consultar la ponencia de RODRÍGUEZ DE CASTRO, R. en el I Encuentro de Genealogía Gran Canaria (2014): Familias judías en el señorío de Agüimes durante la primera mitad del siglo XVI
Volviendo al memorial del Dr. Hernández Castellano, nos proporciona información esencial acerca de este matrimonio extremeño: Juan Martín, alias grajero (sic), natural de Almendralejo (Badajoz), cuya mujer fue JUANA LORENZO, nacida en Montehermoso, vinieron y se asentaron en Teror, con la madre de Juana, de nombre Mari Sánchez, viuda.
El sobrenombre grajero (sic), referido a Juan Martín, después Juan Castellano, pensamos que pudiera estar relacionado con las aves córvidas – grajos - por dedicación o alguna característica física.
Entre su descendencia:
- JUAN LORENZO, casado con Leonor Falcón, mencionados arriba.
- ISABEL LORENZO que contrajo nupcias con Antón Moreno[6], originario del reyno de Aragon. Hijos de estos: Sebastián Moreno, Juan Moreno, Blas Moreno, Gregorio Moreno, Diego Moreno, Juana Lorenzo (llamada como su abuela materna; casada con Andrés Felipe) y María Moreno.
Juan Castellano, nacido en Moya en 1610, nieto de los anteriores, hijo del alférez Diego Moreno[7] y de su primera esposa Jacinta Díaz de la Peña, al que se le impuso la onomástica de su bisabuelo materno (Juan Castellano/Juan Martín, grajero). Con su esposa, Susana de Almeida (1639-1722), natural de la villa, proyectaron el apellido Castellano en la localidad, traspasando al norte de la isla y a América[8].
- CATALINA LORENZO matrimoniada con el portugués Baltasar Hernández, de Coimbra. De ellos procede, el canónigo Baltasar Hernández Castellano que realizó informaciones ante la inquisición en 1615.

13 marzo 2016
Enlace relacionado: Más que abuelos. A propósito de una genealogía entre Lanzarote y Gran Canaria. 



NOTAS
 
[1] Hemos corregido el escrito, a partir de una documentación aportada por Octavio Betancor Díaz, al que expreso mi agradecimiento, y en el que subsanamos nuestro error de atribuir la paternidad de Marina Domínguez, mujer de Diego Falcón, a Pedro Alonso y María Lozano.
Asimismo, se ha añadido o ampliado algún dato.

[2] Informe de limpieza de sangre del escribano Diego Flores de San Juan, ante el tribunal de la inquisición, en el año 1574, contando 33 años en ese momento. Hijo de Alonso de San Juan, nacido en Castilla, e Isabel Macías, de Montehermoso (AA legajo Flores).

[3] Además del reseñado Nobiliario de Canarias, se puede ampliar con el artículo Falcón alianza con la Casa del Castillo-Olivares.

[4] El bachiller Juan Rivero era natural de Teror, párroco de su iglesia, hijo del portugués Francisco Rivero, de Arrifana de Sta. María, y de Margarita Alonso, a su vez hija del también portugués Alonso Yanes que casó con la terorense Dominga Lorenzo, hija del nombrado arriba Hernando Alonso (AHDC).
El bachiller Rivero elaboró un padrón en el año 1595 con los habitantes de Teror, por mandato del santo oficio, para determinar la presencia de moriscos en el lugar. En el mismo, constan 113 vecinos o familias de los 340 habitantes que inscribió, de los cuales 17 eran esclavos (negros o mulatos, pues no aparecen moriscos). En ese momento, la jurisdicción la componían los actuales municipios de Teror y Valleseco, ostentando la vara alcaldicia Blas de la Vega (AA).
El párroco falleció en combate, cuando participaba con las milicias terorenses contra la invasión de la isla por el almirante holandés Van der Does, en el año 1599.

[5] Baltasar Hernández/Fernández Castellano nacido en Teror (1587), cuyos padres fueron el portugués Baltasar Hernandes, natural de Coimbra, y la terorense Catalina Lorenzo (hija de Juan Castellano y de Juana Lorenzo). Accedió como canónigo al cabildo catedral de Canarias en 1612, donde permaneció 34 años, hasta su muerte en 1646 (QUINTANA ANDRÉS, 2003)
Asimismo, perteneció al tribunal del santo oficio, presentando pruebas de limpieza de sangre en 1615 (AMC Fondo Inquisición)
Favoreció el fervor y enalteció la festividad de Ntra. Sra. del Pino, solicitando al cabildo catedralicio, durante años, lo necesario para la celebración de sus fiestas: ornamentos, músicos y representación cabildicia para la celebración de la función religiosa principal (RODRÍGUEZ DÍAZ DE QUINTANA, 2014).

[6] A este Antón Moreno, natural del reino de Aragón, de acuerdo a la relación genealógica de Fr. Luis González Almeida, presentada ante el tribunal de la inquisición en 1734  (AA legajo Barrios), se le suele confundir con otro homónimo, natural de Guía, hijo de Miguel Moreno y de Juana Delgado. De acuerdo con el testamento de Miguel Moreno, ante Salvador González, escribano de Guía, fechado el 9 de julio de 1619, nombró como hermanos a Antón Moreno y Juan Moreno, por lo que pudiera tratarse del citado Antón Moreno (AHPLP).

[7] El alférez Diego Moreno, fue vecino de Guía y Moya, casó cuatro veces: Jacinta Díaz de la Peña (1630), Francisca Domínguez (1650), Mª Ana de los Reyes (1651) y Antonia Almeida (1668); hermana de su nuera Susana Almeida, mujer de su hijo Juan Castellano.
Diego Moreno adquirió tierras, ganado, casas en Moya y Guía, poseedor de esclavos, se hizo con un importante patrimonio, favorecido además por sus alianzas conyugales; parejo a esto se acrecentó su prestigio social, como su acceso al cargo de ayudante de milicias devenido de su suegro el alférez Bartolomé Díaz, padre de su primera esposa Jacinta Díaz.
El alférez Moreno falleció en Moya en 1686 (l.2 enterramientos),  testando previamente ante el escribano público Tomás Melo (AHPLP).

[8] De esta numerosa descendencia americana puede ilustrarnos el trabajo de María Collins Castellanos: Familia Castellano: moyenses, indianos y cubanos.

FUENTES
- ARCHIVO ACIÁLCAZAR (AA). Legajos Falcón y Flores.
- ARCHIVO HISTÓRICO DIOCESANO DE CANARIAS (AHDC).
Parroquia de Teror. Libros sacramentales y Libro 1 de fábrica.
Parroquia el Sagrario Catedral. Libros sacramentales.
Índices y notas de protocolos notariales.
- ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL DE LAS PALMAS (AHPLP). Protocolos Notariales.
- ARCHIVO EL MUSEO CANARIO (AMC). Fondo de la Inquisición; Fondo magistral José Marrero.
- ARCHIVO PARROQUIAL DE GUÍA (APG) Libros sacramentales (actualmente en AHDC).
BIBLIOGRAFÍA
- CASTELLANOS COLLINS, M. (2014) Familia Castellano: moyenses, indianos y cubanos. Genealogías Canarias.
- CEBRIÁN LATASA, J.A. (2003) Ensayo para un diccionario de conquistadores de Canarias. Edit. Gobierno de Canarias.
- EGEA MOLINA, E. (2013a) Falcón, linaje de confluencia en la ascendencia de Cecilia Rodríguez Falcón. Genealogías Canarias, 7 mayo 2013, visto 28 agosto 2015.
 - EGEA MOLINA, E. (2013b) Falcón alianza con la Casa del Castillo-Olivares. Genealogías Canarias, 10 junio 2013, visto 17 agosto 2015.
- FERNÁNDEZ BETHENCOURT, F. Nobiliario de Canarias (edic, JUAN RÉGULO, 1959). Edit. (digitalizado, 4 tomos).
- HERNÁNDEZ JIMÉNEZ, V. (2002) El casco histórico de la villa de Teror. Edit. Ayuntamiento de Teror (digitalizado, disponible en internet).
- PÉREZ HERRERO, E. (1994) Alonso Hernández escribano público de Las Palmas 1557-1560. Edit.  Cabildo de Gran Canaria.
- PÉREZ HIDALGO, H. Blog Mi Gran Canaria. Topónimos de Gran Canaria.
- QUINTANA ANDRÉS, P. (2003) A Dios rogando, y con el mazo dando. Fe, poder y jerarquía en la iglesia canaria. Edit. Cabildo de Gran Canaria.
- QUINTANA ANDRÉS, P. y SUÁREZ GRIMÓN, V. (2008) Historia de la villa de Moya. Edit. Anroart (2 tomos).
- RODRÍGUEZ DE CASTRO, R. (2014) Familias judías en el señorío de Agüimes durante la primera mitad del siglo XVI. Ponencia I Encuentro de Genealogía Gran Canaria, publicado en Genealogías Canarias.
- RODRÍGUEZ DÍAZ DE QUINTANA, M. Historia Genealógica de la Familia del Río. Mimeo (en el Museo Canario).
- RODRÍGUEZ DÍAZ DE QUINTANA, M. (2014) Los patronos de la virgen del Pino de Teror. Patrona de la diócesis de Canarias. Edit. Copistería Anaga.
- TRUJILLO YÁNEZ, G.A. (2009) La Virgen del Pino de Teror ¿una divinidad de los antiguos canarios? Edit. Anroart.
- TRUJILLO YÁNEZ, G.A. Los oscuros orígenes de un linaje: Bartolomé de Villanueva ¿personaje real o imaginario? Publicado en Genealogías Canarias,  23 de octubre de 2012 en Genealogías Canarias. Visto el 25 de octubre de 2012.


5 comentarios:

  1. Ana Muñoz Castellano4 de septiembre de 2015, 9:33

    Interesante y novedoso, me ha ayudado mucho en mis investigación familiar.
    Agradecida por la documentación usada.

    ResponderEliminar
  2. ¡Que bueno!
    Breve, concreto, contenido muy claro y lleno de aportaciones de interés.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches, agradezco la publicación de este trabajo, aunque les felicito por el blog del que soy seguidor.
    Muy aclaratorio y documentado lo relacionado con identificar a Juan Castellano y su familia, diferenciando de otras que llevan ese apellido, asimismo de dejar claro quien era Antón Moreno, al que particularmente como antepasado mío lo tenía confundido con el Antón de Guía, hijo de Miguel Moreno y Juana Delgada, corrección hecha en mi árbol con las pruebas documentales usadas.
    En fin, nuevas e interesantes aportaciones.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por sus comentarios, me congratula que este sencillo trabajo les sea de utilidad en sus pesquisas genealógicas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me gustó este trabajo, muy interesante y ameno.

    ResponderEliminar

Printfriendly